Bajos
Productos Bajos
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Todo acerca de la afinación del bajo

¿Cómo afinar tu bajo?

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it

Puedes hacer todos los esfuerzos del mundo para tocar como un dios, si no está afinado tu bajo con el resto de la banda, rápido te sentirás solito. Vamos a proporcionarte algunos métodos para asegurar que estés afinado, una habilidad de primera necesidad para cualquier principiante.

¿Qué necesitas? 

Hoy en día, uno recurre fácilmente a un afinador electrónico, el cual sigue siendo la herramienta más cómoda para músicos electrificados como nosotros y, sobre todo, permite sintonizarse en medio de una canción, cuando los colegas empujan los potes. Pero raramente se tiene uno que afinar cuando está tocando, a menos que no lo haya hecho de antemano. También puede considerarse esta acción cuando se toca en open tuning (afinación abierta), pero es algo bastante raro para el bajo, y más aún si eres principiante. También es posible afinarse con un diapasón (el antecesor mecánico del afinador) o pedirle amablemente a un colega quien toca un instrumento que no requiere una afinación sobre la marcha (un piano digital o acústico), que te dé el tono. Vamos a ver a continuación cómo se realiza cada método.

Tienes un afinador

Que sea diatónico (cubre las siete notas de la gama) o cromático (indica los semitonos, sostenidos y bemoles), un afinador electrónico hará el trabajo sin problema para afinarse sencillamente. Limitaré este tutorial a la afinación estándar de un bajo, con intervalos de cuatro grados. Las notas abiertas de un bajo de cuatro cuerdas (de la más gorda a la más fina) son las siguientes: Mi (E en inglés), La (A), Re (D) y Sol (G). A un bajo de cinco cuerdas se le añade una Si grave (B) y a uno de seis cuerdas la Do aguda (C).

Afinar su bajo

Existen en el mercado tres tipos de afinadores:

  • Afinador de sobremesa: generalmente, será el afinador que se recomendará con la compra de un primer bajo, porque se usa sobre todo durante los ensayos, además del trabajo en casa. Dispose generalmente de una entrada jack, de una salida jack (para conectar el afinador en serie, entre el bajo y el ampli) y, según el modelo, de un micrófono para captar el sonido del ampli (evita enchufarlo, pero requiere una fuente sonora clara sin interferencias de otras señales). Algunos afinadores también disponen de un diapasón que da el tono de la nota La.
  • Afinador con pinza: nueva tendencia tan práctica como antiestética, el afinador de pinza se fija en el cabezal del instrumento y no requiere enchufarse al bajo. Conveniente en el escenario, es bastante eficiente y accesible a todos aquellos tienen un presupuesto ajustado.
  • El pedal de afinador: ideal para el vivo, porque se conmuta con el pie y deja las manos libres, también es la solución que generalmente ofrece la mejor visualización en condiciones de luz complicadas en el escenario. Es obligatorio conectarlo para usarlo y prever un presupuesto ligeramente superior.

Enciende el afinador, conéctalo al bajo si fuese necesario y toca cada cuerda independientemente, cuidando de afinarlas correctamente. Los afinadores generalmente ofrecen una pantalla de LED (con un código de colores rojo y verde para guiar al usuario) o una aguja que indica el tono correcto, o a veces ambos (los LED son más fáciles de leer en el escenario). Algunos afinadores electrónicos ofrecen una sintonización automática o calibrada en las frecuencias del instrumento. Recomiendo a los principiantes usar esta opción, la cual evitará despistarse en tres octavas.

Se te olvidó el bolso

Afinar su bajo

No te preocupes, en determinadas condiciones se puede prescindir de ello. Sólo necesitas una nota de referencia para afinar una sola cuerda y el resto del proceso será sencillo. Si estás en casa y necesitas la nota La, puedes descolgar el teléfono. Es un truco “salvavidas” porque te da la La con una frecuencia de 440 Hz, lo que corresponde a la cuerda de La tocada en el 12° traste (figura 1). Encontrarás esta misma nota en la misma cuerda a la misma altura pero no debes pulsar la cuerda, sólo dejar tu dedo contra ella y tocarla tal cual (figura 2). Se llama esta nota aguda una armónica natural. Es muy conveniente, porque resuena como una nota abierta y deja las manos libres para manipular la clavija. Una vez afinada, haz lo mismo bajando a la quinta posición y tocándola en acorde.

Afinar su bajo
Afinar su bajo
Figura 1  Figura 2

Empieza con la cuerda de Mi, toca la armónica del séptimo traste en la cuerda de La y toca simultáneamente la armónica del quinto traste en la cuerda de Mi (la notas logradas deben sonar al unísono, o sea una La). Hasta que entone el unísono, se escuchará una oscilación y cuando se estabilice la señal, será que te estás acercando al acorde perfecto. La cuerda de Mi estará afinada una vez que el unísono se sustituya a la oscilación sonora (figura 3). Pasa ahora a la cuerda de Re: toca la armónica del quinto traste en la cuerda de La en acorde con el séptimo traste en la cuerda de Re para obtener el unísono de Re (figura 4). Y por último, pasa a la cuerda de Sol (figura 5) con la misma digitación. Te doy un ejemplo sonoro de todas estas bellas notas para concluir, primero la La a 440 Hz, luego la misma en armónica y todas la figuras previamente citadas. 

00:0000:00
Afinar su bajo
Afinar su bajo
Afinar su bajo
Figura 3  Figura 4  Figura 5

Esta técnica necesita algo de tiempo para ser totalmente controlada pero es ideal para afinarse rápido y también permite hacerlo mientras alguien te de una La de referencia. Personalmente, mi afinador se llama María: mi pianista me da la nota para afinarme y la operación no tarda más de 20 segundos. Recomiendo aprender este método, te permitirá además educar un poco tu oído, el cual es tan importante como tus dedos, si quieres ser un buen músico.

Sea el primero en comentar este artículo
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it