Baterías & Percusiones
Productos Baterías & Percusiones

La preparación del batería antes de grabar

¿Cómo prepara un batería su sesión de grabación?

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it

Para lograr el sonido de John Bonham o de Chad Smith en tu disco, te lo dirán los más grandes ingenieros del sonido, ¡no es nada fácil! Pero no te deprimas, porque aún sin grande producción se puede preparar una sesión de grabación eficiente para ponerse todos los ases en la manga.

El mayor problema cuando se graba un instrumento, es que el sonido final depende de una serie de factores esenciales que interactúan muchas veces de forma imprevisible: técnica del músico, calidad del instrumento, ajustes, lugar et material de grabación, posición de los micrófonos, procesamiento de la señal durante la toma de sonido y producción final en la mezcla… Enfocaremos aquí en los elementos en los cuales puede actuar directamente el batería. 

El batería

La grabación siempre es un evento que le da angustia a cualquier, por eso tiende a hacerle perder control.

Drum Session

Así, muchos profesionales reconocen que durante sesiones importantes, ¡pueden tocar con sólo el 30 % de sus capacidades! Uno debe prepararse entonces lo mejor posible, tanto al nivel musical por supuesto, como fisicamente, con un buen descanso o una noche de fiesta, según el estilo de cada uno, sin olvidar, pase lo que pase, un calentamiento completo antes de tocar para poder empezar la sesión con suavidad. En lo que va del toque, cada uno tiene su propio tacto y ambitus dinámico, que será difícil cambiar sin perder su identidad, pero muchos baterías de estudio afirman que es indispensable no tocar demasiado fuerte para tener un sonido potente. ¿Contradicción? De todos modos, tocar globalmente con un nivel medio permitirá resaltar mejor tanto las notas más potentes como los golpes fantasmas. 

La batería

Drum Session

Un instrumento equipado con parches en buen estado (no dudes en cambiarlos antes) y afinado cuidadosamente también es más que recomendado. Se evitará además el ruido que pueden generar tornillos flojos, en particular en el bombo.

A este respecto, una revisión mecánica de los accesorios muy a menudo es bienvenida, incluye el engrase de los pedales, la fijación correcta de las mariposas de los platillos y de los diferentes clamps. Una pequeña cinta gaffer también podrá ser muy práctica durante la sesión para callar a los colegas más turbulentos… También se procurará cuidar las resonancias de la bordonera de la caja clara, en particular ajustando cuidadosamente el tom medio ubicado justo encima de la caja, incluso desplazarlo un poco, sin que moleste tu acción.

En el terreno

El ambiente en la cabina de grabación es fundamental en el resultado final de la toma sonora. Se podría comparar con las especias indispensables al sabor original de una comida. Convendrá entonces realizar los últimos ajustes (afinación, muffler, desplazamiento de la batería en el recinto…) según lo que se escucha justo antes de la toma sonora, teniendo presente que será un elemento clave del sonido definitivo al final de la cadena de producción. En resumen, uno debe absolutamente acercarse al sonido que quiere lograr, sin contar con los milagros siempre improbables de la mezcla.

Sea el primero en comentar este artículo
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it