Fender Kurt Cobain Road Worn Jaguar
+

Kurt Cobain Road Worn Jaguar, Guitarra Eléctrica Solid Body de tipo JZ/JG from Fender in the Jaguar series.

public price: 1.179 € IVA incluido
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba de la Fender Jaguar Kurt Cobain

Smells like Cobain Spirit

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it

¡C’mon people now! ¡Smile at you brother and ev’rybody get together, love for one another right now! Para celebrar el vigésimo aniversario de la salida del álbum Nevermind, Fender lanza una reproducción de la guitarra adquirida por Kurt Cobain poco antes de grabar este “disco puñetazo”. Fabricada en México después de que un coleccionista prestara la guitarra original a Fender, la Jaguar Kurt Cobain dio mucho que hablar antes de que saliera, en particular el tema de la incompatibilidad de tal acción con “el espíritu grunge” y la moda considerada como cantosa de los modelos Signature y del “Relic”. So... ¿Es un verdadero instrumento encanto o una vergonzosa utilización comercial del nombre del segundo difunto zurdo más famoso en la historia del rock?

Un poco de historia...

Fender Jaguar Kurt Cobain

Originalmente la Fender Jaguar se destinaba a los músicos “Surf” y se presentaba en los años 60 como el modelo estrella de la marca. Tenía dos circuitos electrónicos distintos: un circuito Lead, controlado por un volumen, una tonalidad, tres botones, incluso dos que controlaban las pastillas (de bobina simple), el último siendo un corte-bajo, que permitía proporcionar un sonido muy chillón. El circuito Rhythm, accesible mediante un botón ubicado a la izquierda del cuerpo, ofrecía un ajuste adicional para la pastilla grave (y sólo para eso), mediante dos ruedas de volumen y de tonalidad. Ignorada por el público, la Jaguar desapareció del catálogo de Fender en los años 70. Aunque fuesen ya consideradas como vintage a principios de los años 90, las Jaguar (además de las Jazzmaster y demás Mustang) quedaban instrumentos bastante baratos. Fue solamente después de la ola Grunge y, en gran parte, gracias a (¿a causa de?) Cobain que se valoró de nuevo la guitarra, y que Fender volvió a producirla. Pensaremos también en la famosa Jetstang, un tipo de híbrido entre la Jaguar y la Mustang (que le gustaba particularmente a Cobain), una guitarra diseñada por Fender y el mismo Kurt. Desgraciadamente no tuvo el tiempo de disfrutar suficientemente del honor, ya que decidió demasiado temprano acabar con su existencia, poco después de haber recibido los primeros prototipos.

Come as you are

Fender Jaguar Kurt Cobain

Examinamos ahora lo que nos interesa. En cuanto a la luthería, tenemos un cuerpo de aliso, un mástil (escala de 24 pulgadas) de arce con un diapasón de palisandro dotado de 22 trastes. El modelo Jaguar Kurt Cobain retoma entonces meticulosamente las características de la guitarra original. El puente es un Adjust-O-Matic, el tremolo de tipo Jaguar clásico con opción de bloqueo, pero sin la sordina original (que permite mutear mecánicamente las cuerdas). El acabado es de tipo Road Worn, una especia de denominación aplicada a los modelos Fender fabricados en México. Hasta se encuentra en la placa del talón un logo Fender dibujado por Cobain (¡lo que muestra que él también tenía su lado “corporate”!). Los cambios proporcionados, ya presentes cuando Cobain adquirió la Jaguar, son los siguientes: el cambio de pastillas de bobina simple por humbuckers (PAF DiMarzio al nivel del mástil, y Super Distorsion al nivel del puente), un selector de tres posiciones de tipo Gibson en lugar de los botones (fuera el control de corte-bajo) y la adición de un potenciómetro de volumen adicional. Resultan, como antes, dos circuitos distintos, el “lead” que ofrece un volumen por pastilla, una tonalidad global y el selector de tres posiciones. El circuito “Rhythm”, que funciona únicamente con la pastilla grave, sigue siendo controlado por dos ruedas (Tone y Volume). Entonces uno podrá, por ejemplo, conmutar instantáneamente entre dos ajustes de la pastilla grave, o cortar la pastilla grave en el circuito Lead (para usar el selector como un killswitch) y pasar, en cualquier momento, al circuito Rhythm sin preocuparse por saber si, sí o no, un pensó en subir el volumen de la pastilla del mástil. ¡Práctico! Tenemos aquí una especia de Fender mexicana de gama alta, sin la sensación habitual de tocar con un modelo poco cuidado y hecho de prisa y corriendo.

¿Does it Smell Like Teen Spirit?

Yo formo parte de la generación de Nirvana. Marcado entonces por la verdadera Supernova que fue la carrera de Cobain, aunque la música de la banda me ha interesado mucho tiempo después del fin de la historia. A pesar de todo, me preparé a tocar esta guitarra religiosamente, con impaciencia y algunas aprensiones. No me decepcionó. Después de haber tenido en el pasado varios “malos” modelos mexicanos, el manejo de este me sorprendió agradablemente. El peso, primero, es claramente superior a todo lo que produce habitualmente Fender México. Después de una rápida mirada, uno se da rápidamente cuenta de la robustez de la concepción y de la dureza de las maderas. Por ejemplo, el mástil no ha sufrido cuando desafiné la cuerda de mi de varios tonos. Unas palmadas en el cuerpo para probar la resonancia al aire, unos bends y rasgueos exagerados para averiguar el quintaje, nada se mueve. En resumen, la guitarra parece decirme, de entrada, “no te preocupes”.

Fender Jaguar Kurt Cobain

Encontré de inmediato, con el sonido claro, el lado tanto “ploc ploc” y muy lleno, característico del sonido de Nirvana. Las tres cuerdas graves suenan ligeramente más alto que las cuerdas agudas, es bastante simpático para rasguear, para que las notas superiores de los acordes no invadan el espectro. ¡La eficiencia primero! Muy fácil de tocar, gracias a su escala pequeña, del ajuste bastante bajo, del radio bastante plano de 9.5”, todo parece haber sido bien calculado para tocar fuerte sin que sufra demasiado la afinación. A diferencia de los viejos mástiles de Strato muy anchos y curvos, por ejemplo, con los cuales uno tiene que cuidar constantemente la potencia de su mano izquierda... Por consecuente, un mástil como el de la Jaguar no ofrece el mismo rango dinámico que el los mástiles de las Stratocaster... En resumen, la Jaguar Kurt Cobain es más una guitarra para rasguear y tocar arpegios que para tocar hábiles articulaciones de blues/rock. La pareja de pastillas es bastante equilibrada: la PAF en el mástil suena muy redonda, la Super Distorsion, cuando es active, ofrece una subida de unos dBs y suena como un “bloque” sin ser brillante. La posición intermedia es particularmente bonita tubular, y la más cristalina de las tres.

Fender Jaguar Kurt Cobain

En el canal saturado, ofrece todo su potencial de destrucción. En el mismo espíritu de simplicidad y de eficiencia, será fácil llegar justo donde quieras, sin tener miedo de perder un traste o una cuerda. La importante longitud de la cuerda entre el cordal y el puente causará buen efecto y uno podrá producir lindos ruidos rasgueando en este lugar con mucha ganancia. En este momento también toma todo su sentido el uso de ambas electrónicas. Es agradable poder, con un conmutar los circuitos, pasar de un sonido monstruosamente saturado a un crunch discreto con la pastilla grave. Y en cualquier momento, al revés, generar un feedback, utilizar el conmutador como un killswitch y crear una serie de pequeños ruidos musicales por los cuales se pirraba Cobain. La pastilla de mástil no tiene mucho interés con una ganancia muy alta y sonará un pelín sorda, mientras que la posición intermedia sonará bastante simpática, su sonido suave y cálido entra bien en el espectro de la distorsión. La pastilla del puente no da sorpresas, su reputación es comprobada, está hecha para la alta ganancia.

Por no haber tenido esta guitarra a mi disposición, tuve que grabarla en la ocasión de su presentación pública con lo que pude: un Zoom H4 a aproximadamente un metro del ampli, un Fender Supersonic Twin. Y aunque Cobain no tocaba con este tipo de ampli, el cual me pareció un pelín oscuro para la música de Nirvana (utilizaba sobre todo Mesa Boogie en la época de Nevermind), puedo afirmar que, si no se talló en la misma madera que la original, sin duda está hecha de la misma pasta. Aliento a los más interesados a comparar las muestras siguientes con la grabación de Nirvana “Live at Readin” de 1992. El espíritu sí está presente.

00:0000:00

Demostración de las tres posiciones, luego en desorden toqué en posiciones clean, crunch, saturada, feedback, etc.

Rate Me

Sin que tenga la magia de una verdadera Jaguar de 1962 (con las modificaciones humbuckers/electrónica, costaría un poco más de 3000€...), la Signature Kurt Cobain es una muy buena guitarra. Fiable, hermosa, tiene clase y un espíritu ruidoso, se tendrá que domesticar. Sin parecerlo, es bastante polivalente, si dejas de lado el estilo que se emparienta con los “guitar heroes”, es decir tanto el jazz, como el blues o el metal. No está hecha para tocar de forma brillosa, pero será la compañera ideal de todos los músicos de pop más o menos enérgica, de rock alternativo, de post rock, etc. ¡Por supuesto, existe en versión para zurdos!

Puntos fuertes Puntos débiles
  • El espíritu de Nirvana, siempre y cuando le guste a uno
  • El mástil robusto, indestructible
  • El buen peso
  • Los dos circuitos para controlar las pastillas
  • Algo costosa por una mexicana
  • No es fácil acostumbrarse a la electrónica
  • Acceso difícil a los potenciómetros
Comentar este artículo
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it