Marshall JMD501
+
Marshall JMD501

JMD501, Modelling Combo Guitar Amp from Marshall in the JMD1 series.

  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba del Marshall JMD501

Marshall 16-en-1

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

Todos los guitarristas conocen la marca Marshall y sus míticas series de amplificadores producidos desde hace más de 40 años. Unas veces adulados, otras criticados, todo el mundo ha oído hablar de los Marshall Plexi, del JMP, del JCM800, que son hoy en día estándares. Después de las nuevas series de válvulas (JVM), las series de transistores (MGFX), las series híbridas válvulas/transistores (Valvestate), sólo faltaba una serie válvulas/digital. Fue entonces con la colaboración de la gente de Softube (ya conocida por sus simuladores de amplificadores) que Marshall lanzó la serie JMD:1 y entra así en el mundo semi-digital. Hoy vamos a hablar del modelo JMD501...

Fuera de la caja

 

El JMD501 es el modelo de 50 vatios Combo de la serie JMD:1. Se nota a primera vista el estilo Marshall : panel frontal dorado, botones clásicos, logo, tipografía... no hay floritura en este modelo. El tamaño del ampli es estándar por un 50W : 63,5 x 52,5 x 25,5cm, por un peso de casi 23kg, no es nada. Integra una bocina de 12”, 2 válvulas de amplificación EL34 y una válvula ECC83 para la preamplificación.

 

 

Panel Frontal

 

 

En el panel frontal encontramos la clásica “Input” para conectar su guitarra favorita, seguida por el famoso potenciómetro de selección de los 16 modelos de preamplificadores. Tendrás que leer el manual para conocer el modelo simulado: no hay ningún “aquí un JCM800”, “ahí un JMP-1 con una Guv’nor”, tendrás que contentarte con simples “Clean Natural” y otros “Lead Classic”, una pena. Quizá Marshall no quisiera mojarse en este tema. Así que tienes que leer el manual para estudiar la tipología de cada modelo seleccionado.

 

 

 

El tradicional pote de Gain también está presente, seguido por un ecualizador de tres bandas (Bass, Middle, Treble) y de un Channel Volume. Estos cinco últimos controladores reaccionarán de modo diferente según el modelo de preamplificación elegido.

 

Cuatro canales están disponibles, y podrás asignarles cualquier ajuste. Un modo manual también está previsto, práctico para un panorama de las sonoridades propuestas por el ampli. Notamos la presencia de una pedalera incluida, que permitirá cambiar el canal/preset.

A la manera de lo que uno puede encontrar en los amplificadores de Line 6, un pote único permite elegir y dosificar uno de los efectos de modulación. Podrás seleccionar un Gate, un Chorus, un Phaser, un Flanger o un Tremolo, cuyo único control se realiza mediante el botón Mod Depth, la rapidez (Speed Rate) cambia según el ajuste del Mod Adjust. Desgraciadamente es imposible mezclar dos efectos, una pena. El ampli integra un Delay con Tap Tempo y varias modelizaciones que influyen en el sonido de las repeticiones (HiFi, Analog, Tape, Multi). Una reverberación digital también está incluida, todos estos efectos y sus posibilidades de control haciendo del ampli un modelo muy completo. El botón Presence se insertará al final de la cadena, justo antes del Master del ampli. Por último, notamos la presencia de dos conmutadores: Standby y Power.

 

 

Panel posterior

 

¡El JMD501 no es parco en entradas/salidas! Encontramos salidas adicionales para altavoces: una salida de 16 Ohms y un de 8 Ohms/2x16 Ohms. A su lado está un bucle de efecto (Send/Return) con selección del nivel +4dB/-10dB y un potenciómetro de Mix.

 

 

 

 

 

 

Gracias a la salida Preamp Out, uno podrá utilizar el preampli del JMD501 con un ampli de potencia externo. Esta salida funciona también cuando el ampli esté en Standby (Modo Silent Recording). Igual con la salida de auriculares que permite rifear tranquilo con el sonido del ampli sin molestar a tus vecinos (si lo utilizas en Standby, la salida de altavoz se desactiva).

 

Una entrada Line In permite conectar una fuente con un nivel de línea (lector de MP3, de CD) para aquellos quieran tocar con sus canciones favoritas. El ampli está dotado de una Emulated Line Out, que es una salida simétrica en formato XLR simulando una toma de sonido con un micro colocado frente a un bafle de 4x12. Como con las salidas de auriculares y de preampli, uno podrá trabajar en silencio, activando el Standby.

 

 

 

 

 

 

La entrada Footcontroller permite conectar la pedalera incluida, uno podrá así utilizar las entradas/salidas MIDI para controlar el ampli. El uso de la pedalera se revela, además bastante compleja a primera vista. Tuve la oportunidad de probar la pedalera del Marshall JVM210H, la cual era un bloatware (pulsar dos veces en un conmutador permite cambiar el modo en el mismo canal: Green, Orange y Red). Él del JMD501 consta de 6 conmutadores y permite guardar directamente hasta 28 presets en el modo Preset Store. Uno podrá así asignar algunos conmutadores del panel frontal del ampli al pedal: Manual, cambio de canal de 1 a 4, Modulation On/Off, Tap Tempo, FX Loop y Compare.

 

Después de descubrir todas las funciones, vamos a probar la máquina y sus 16 simulaciones, grabadas con mis manos...

 

 

 

¿El oro y el moro?

 

La filosofía de esta serie es la siguiente: a partir de una misma amplificación de válvulas (dos EL34 en el JMD501), la preamplificación digital (acoplada a una ECC83) permitiría obtener casi todos los sonidos de las mejores cabezas de ampli de tubos de Marshall. Esta tecnología digital patentada por Softube se llama “Natural Harmonic Technology”. La lista de los diferentes amplificadores modelizados es la siguiente:

  • Clean 1 Modern : Preampli del Marshall JVM410H Canal Claro en Green Mode.
  • Clean 2 Full : Preampli del Marshall JCM2000 DSL100 Canal Claro con el Tone Shift On.
  • Clean 3 Classic : Preampli del Marshall JMP-1 Clean 1 con el Bass Shift On.
  • Clean 4 Natural : Preampli del JMD:1 respuesta plana, primer sonido propio al ampli.
  • Crunch 5 Vintage : Mezcla entre los Preamplis de los Marshall 1959 y 1964
  • Crunch 6 Classic : Preampli del Marshall JCM800 2203.
  • Crunch 7 Deep : Preampli del Marshall Haze 40 (nuevo ampli de tubos de construcción asiática).
  • Crunch 8 Full : Preampli del Marshall 1974.
  • Overdrive 9 Classic : Preampli del Marshall JMP-1 con el preset OD2.
  • Overdrive 10 Modern : Preampli del Marshall JVM410H Canal Crunch en Red Mode.
  • Overdrive 11 Deep : Preampli del Marshall JCM 800 2203 acoplado a un pedal Bluesbreaker II en modo Boost con el Drive al máximo.
  • Overdrive 12 Detuned : Preampli del Marshall Mode Four con el modo Scoop On y el Tone Matrix a 3.
  • Lead 13 Deep : Preampli del Marshall Haze 40 en canal normal con el Boost y el Bright activados, acoplado a un pedal Bluesbreaker II en modo Boost con el Drive al máximo.
  • Lead 14 Solid : Modelización del pedal Marshall Guv’nor.
  • Lead 15 Classic : Preampli del Marshall JCM2000 DSL100 acoplado a un pedal Bluesbreaker II.
  • Lead 16 Modern : Preampli del Marshall JVM410H Canal OD1 en Orange Mode.

 

Las muestras fueron grabadas en el Studio UFO en París, utilizando un preampli de micro Chandler Limited TG2, un Shure SM57 (dinámico) y un BeyerDynamic M160 (de cinta), a una interfaz DigiDesign 192 I/O. Todas las simulaciones fueron grabadas con una Gibson Les Paul Custom 1978.

 

 

Cuando escuches las muestras, te darás cuenta de que hay cosas buenas... y cosas malas. Los controles del ampli (Ganancia y EQ) reaccionan diferente según las simulaciones utilizadas, lo que añade una paleta de sonora bastante amplia. Los sonidos son interesantes, aun si la parte algo plástica de algunas simulaciones me decepcionaron, en particular los sonidos clean (modern y natural) con agudos que no suenan tan suaves como algunos amplificadores de tubos. Los sonidos “extremos” son demasiado pegajosos, demasiado compresos y los larsens salen muy rápido. Reconozco que me gustaron mucho los crunchs de este ampli, me sorprendieron mucho, en particular los vintage y classic que suenan realmente bien. Los overdrives también lo logran bien, con cosas buenas (Overdrive Modern, Overdrive Deep y Overdrive Classic) y no tan buenas (Overdrive Detuned).

 

Los efectos son de buena calidad, sobre todo las modulaciones y el delay que tiene, al final, muchas funciones (tap tempo, efecto tape en las repeticiones...). La reverb es, como muchas reverberaciones digitales, algo sucia a alto volumen.

 

Escucha los ejemplos sonoros:

 

 

Preamplis :

 

Overdrive Deep
00:0000:13
  • Overdrive Deep00:13
  • Crunch Classic00:11
  • Overdrive Classic00:11
  • Clean Natural00:33
  • Lead Classic00:13
  • Lead Solid00:13
  • Clean Classic00:32
  • Lead Modern00:18
  • Crunch Deep00:11
  • Overdrive Modern00:11
  • Clean Modern00:22
  • Crunch Vintage00:11
  • Lead Deep00:14
  • Crunch Full00:11
  • Clean Full00:22
  • Overdrive Detuned00:13

 

 


Efectos :

 

 

Clean Flanger
00:0000:23
  • Clean Flanger00:23
  • Crunch Reverb00:16
  • Clean Tremolo00:24
  • Clean Phaser Slow00:18
  • Crunch Delay HiFi00:22
  • Clean Chorus00:24
  • Crunch Chorus00:18
  • Crunch Delay Tape00:22
  • Clean Phaser Speed00:28

Conclusión

 

Por un precio inferior a 800€, Marshall nos prometía una revolución en el mundo de la amplificación, una especie de concentrado de sus amplificadores de leyenda en un combo. La realidad es muy diferente: el precio es, al final, bastante alto, comparado con la competencia, y la polivalencia menor, las simulaciones siendo exclusivamente Marshall. El  lado algo plástico de algunos sonido me decepcionó un poco (en particular los sonidos claros), aun si los sonidos crunchs funcionan muy bien y que los efectos de modulación son bastante convincentes.

 

  • Los crunchs
  • Buenos efectos de modulación
  • Conectividad completa en el panel posterior
  • Pedalera incluida
  • 16 simulaciones distintas
  • La tarifa
  • Los cleans un poco “plástico”
  • La pedalera es una máquina de guerra

 

 

Comentar este artículo
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail