Hercules DJ Monitor 5
+
Hercules DJ Monitor 5

DJ Monitor 5, Monitor Activo from Hercules.

public price: 299 € IVA incluido
Opinión
Price engine
Anuncios
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba de los Hercules DJ Monitor 5

¡Choca Esos Cinco!

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it

Conocido por sus interfaces de audio y superficies de control para DJ, Hercules nos había sorprendido con sus XPS 2.0 DJ Monitor y su excelente relación de calidad/precio. Es poco decir que somos muy curiosos de escuchar los DJ Monitor 5, vendidos al doble de precio y que, tanto en términos de prestaciones como de tarifas o de altavoces amarillos, cazan abiertamente en el campo de KRK y de sus Rokit RP5…

Hello Yellow Speaker

Si los XPS DJ Monitors se establecían como el eslabón perdido entre el multimedia y el monitor de estudio, en los pasos de lo que proponía Edirol con la serie MA, no cabe duda de que, con los DJ Monitor 5, Hercules deja completamente el mercado del multimedia para entrar en el mundo del home studio. La amplificación y los controles (interruptor, pote de volume, controles de graves y agudos), por ejemplo, ya no se encuentran sólo en el altavoz derecho: con los DJ Monitor 5, ambos altavoces son estrictamente idénticos tanto en la parte frontal como trasera. 

Hercules DJ Monitor 5

Y puesto que, describir uno es también presentar el otro, te proponemos una pequeña visita. Además del woofer de 5”, del tweeter de 1” y de los dos respiraderos, la parte frontal propone un interruptor que evoca furiosamente el que se encuentra en los altavoces de Adam, además de un control de volumen rodeado de un halo azul. Nota que este último no lleva muescas, ni siquiera en su posición intermedia: esto hace falta.

Atrás, fuera del connector para el cable de alimentación, dispone de tres embases, el primero en formato RCA asimétrico, el segundo en formato Jack 6.35 mm y el tercero en formato XLR. Frente a ellos se encuentran conmutadores que permiten cambiar la respuesta en frecuencias del monitor: un corte de graves ajustable a 56, 80 y 100 Hz, además de un shelf para los agudos y otro para los graves, con la posibilidad, con cada uno, de aumentar o bajar de 2 dB. Nada extraordinario entonces, pero son bienvenidas estas correcciones para adaptar la respuesta en frecuencias de los monitores con arreglo a tu recinto.

Hablamos ahora de la parte invisible y precisamos que estos monitores se dotan de una bi-amplificación en clase A/B: 30 Vatios para el tweeter, 50 Vatios para el woofer, con un crossover fijado a 2.5 kHz y un pendiente de 12 db/octava. Se supone que la respuesta en frecuencias se extiende desde 50 Hz hasta 30 kHz. ¿30 kHz? Esto debería de atraer a aquellos quieran hablarles al oído de los murciélagos o adiestren perros. Recordamos en efecto que, en teoría, el oído humano es capaz, en los mejores casos, de escuchar sonidos hasta 20 kHz, pero que este valor ne para de decrecer con los años, y más aún cuando se sufren traumatismos sonoros, que uno vive en entornos ruidosos o que se usa regularmente un reproductor de sonido.

Hercules DJ Monitor 5 de color morado, KRK Rockit RP5 de color amarillo

 

Hercules DJ Monitor 5

Terminamos indicando que cada monitor pesa 7kg y tiene razonables dimensiones de 31 cm de altura por 22.2 cm de anchura, con una profundidad de 23.5 cm, lo que es un buen tamaño por monitores de 2 vías / 5” (más anchos, en todo caso, que los Adam A7X o los KRK Rokit RP5). En cuanto a su apariencia, el DJ Monitor 5 retoma el diseño que se inicio con los XPS: una combinación de madera en las partes laterales y plásticos mates y brillantes en frente, cuyo color negro podría parecer austero si el lindo color amarillo del boomer no viniera a “KRKizar” esta cajita. Mencionemos por último que se proporcionan 4 gomas antideslizantes para asegurarse de que el monitor no se mueva en su soporte.

Ya lo sabes todo. Ahora a escucharlos.

Desde abajo hacia arriba

Boomer amarillo versus boomer amarillo, comparamos, para esta prueba sonora, los Hercules con los recién salidos Rokit 5 G3, los cuales son entonces más compactos, pero también más lindos, en mi opinión. Pero lo que importa es el contenido, y no el envase, así que conviene lanzar unos archivos Lossless para arbitrar la partida.

Hercules DJ Monitor 5

La canción Enter Sandman de Metallica es interesante porque, más allá del muro de guitarras de Bob Rock que informa sobre las frecuencias medias, su introducción a base de toms y después sus charles abiertos permiten descubrir más sobre los medios bajos y la parte alta del espectro. Y la diferencia entre nuestros competidores es flagrante desde el principio de la canción. Los Hercules inhiben claramente los graves de los toms mientras que son mucho más presentes en los KRK. Sin embargo, la llegada de los charles abiertos en el riff invierte la situación en el registro alto, a los KRK les faltan netamente detalles en los agudos. Hasta se diría “tanto los agudos como los medios altos” porque, que sea tanto con los platillos y los ataques de guitarra como, más importantes aún, las voces, los Hercules sont claramente más interesantes que los KRK, los cuales pierden una multitud de detalles y sufren una gran falta de aire. Es muy claro, cuando pasamos de unos a los otros, se parece que James Hetfield se acerca o, a contrario, se aleja en la mezcla.

Se confirma esta impresión con Feel Good Inc de Gorillaz y su enorme producción Pop/Hip-Hop. El bajo tiene un poco más de cuerpo en los KRK, pero a costa de un sonido que parece apagado en toda la mitad alta del espectro. De hecho, en lo que va de restituir los ataques de guitarras y la multitud de pequeños ruidos sembrados en las frecuencias altas a lo largo de la canción, los Hercules aparecen mucho más pertinentes que los KRK. Son mucho más brillantes y manejan mejor que los KRK las reverbs, y por consecuente, la posición de los instrumentos en el espacio.

Hercules DJ Monitor 5

Consoler of the Lonely de los Raconteurs proporciona más o menos la misma información, pero a veces de forma más violenta: muy presente en los Hercules, la pandereta capciosa que se escucha en los puentes de esta canción sobre-comprimida casi desaparece en los KRK, los cuales casi rozan la tarjeta roja, pero se corrigen ofreciendo un poco más de graves en algunas canciones como Angel de Massive Attack o los timbales en Also Sprach Zarathustra de Strauss. Y es con esta canción que los DJ Monitor 5 más nos decepcionan: nos hubiera gustado tener graves algo más enérgicos.

Sin embargo, en esta última canción, los Hercules suenan mucho mejor gracias a sus agudos muchos menos apagados y que hacen justicia a las inflexiones de metales, a los detalles de las cuerdas y a una sensación de aire totalmente ausente en los KRK, los cuales “velan” todo lo que le sometimos.

Terminamos con Walk on the Wild Side de Lou Reed, la cual permite apreciar los medios bajos del contrabajo, los detalles en la parte alta con las reverbs y las escobillas, pero sobre todo permite evaluar el sonido más familiar: la voz. A este respecto, los KRK favorecen más los graves de la voz del cantante y son muy agradables, pero debido a la falta de agudos, uno tiene la sensación de que la voz se ha “pegado” con los Rokit cuando se destaca del resto de la mezcla en los Hercules. Y si al contrabajo le falta cuerpo en los DJ Monitor 5, tenemos que reconocer que estos últimos ofrecen más detalles en cuanto a los ataques de guitarras, las reverbs de coros y la maza del bombo. El ataque de esta última es imprecisa en los KRK mientras que se escucha claramente en los Hercules.

Una diferencia tan grande se tendrá que comprobar en otros monitores: aunque la comparación es desleal en lo que va de la tarifa y del tamaño de los woofers, pusimos los Hercules frente a los Adam A7X, que nos habían parecido bastante brillantes. Evidentemente, se acentúa la falta de graves en los DJ Monitor 5, ya que pasamos a altavoces de tamaño superior para la restitución de las frecuencias bajas. Pero tenemos que reconocer que en el registro alto, con la mayoría de las canciones hay menos diferencia que con los KRK. En lo que va de los medios, sin embargo, los Adam parecen más “huecos”. Una vez más, el punto va a los DJ Monitor 5.

Precisamos para terminar que los ajustes disponibles en el monitor no permiten liberarse de su personalidad propia: aunque les demos 2 dB más a los graves, estamos lejos de compensar las carencias que percibimos.

Conclusión

Hercules había triunfado con los pequeños DJ Monitor XPS en el mercado del multimedia "plus plus" y logra de nuevo el éxito con estos DJ Monitor 5, los cuales son los primeros monitores “serios” de la marca, teniendo en cuenta que tenemos aquí modelos de entrada de gama. Enfocando en el registro alto, carecen, sin embargo, de aire en la parte baja del espectro. No esperábamos enormes subs por parte de modelos de este tamaño, pero lamentamos que los medios graves se queden atrás, algo que nos parece extraño con monitores diseñados, a priori, para un público ávido de graves. Pero globalmente, los DJ Monitor 5 dan mejores resultados que algunos competidores renombrados y esperamos que la marca francesa complete su gama con un modelo de 8 pulgadas y, ¿por qué no?, un subwoofer. A ver, y a escuchar entonces…

 

 

Puntos fuertes Puntos débiles
  • Botones en el panel frontal (volumen e interruptor)
  • Agudos muy detallados
  • Buen producto en esta gama de precio
  • El boomer amarillo
  • El boomer amarillo
  • Medios bajos atrás
  • Nos gustaría tener más controles