IK Multimedia Amplitube 3
+
IK Multimedia Amplitube 3

Amplitube 3, Simulación de Amplificador Software from IK Multimedia in the Amplitube series.

  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba del Amplitube 3 de IK Multimedia

Ampli-Chulo 3

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

IK Multimedia fue uno de los pioneros, con Revalver, en la simulación software de amplificadores de guitarra, con su famoso Amplitube, lanzado inicialmente en 2002. Los italianos regresan ocho años después con una tercera versión de su producto estrella. ¿Qué hay de nuevo?

Desde hace 8 años, se libran una batalla los editores de simuladores de ampli software, proponiendo cada vez más modelizaciones, nuevas interfaces gráficas, nuevos algoritmos y, por supuesto, nuevas funcionalidades. Un simulador de ampli software tiene una multitud de ventajas (tomas silenciosas, reamping, panel de sonidos enorme, etc.) y muchos guitarristas y músicos de home studio ya adoptaron uno o piensan en sacar de la cartera la tarjeta de plástico azul. ¿Qué propone, entonces, esta tercera versión de Amplitube para sobresalir del montón? Es lo que vamos a ver en esta prueba detallada...

 

No tienes que salir de casa

 

Amplitube 3

Primera noticia a destino de todos los atorrantes, la totalidad del programa está disponible a la descarga desde el sitio de IK Multimedia, no tienes más que sacar la nariz afuera para disfrutar sin tardar de tu nuevo juguete. Tendrás que gastar 269,99€, lo que parece algo caro, la competencia propone generalmente sus productos debajo de los 200€ (179€ por Guitar Rig, 189€ por Revalver). Amplitube 3 entra entonces en el mercado con un handicap, no obstante esperamos que justifique esta diferencia de precio por una superioridad sonora...

 

El programa se instala sin problema después de la descarga, en Mac o Windows, y la interfaz aparece en pocos segundos. La primera etapa es la configuración el programa, indicándole al programa la interfaz audio y MIDI que uno quiera utilizar, para ajustar después el tamaño del buffer, el cual tendrá un impacto directo en la latencia de Amplitube. Si el tamaño del buffer es pequeño (inferior o igual a 256 muestras), la latencia (el tiempo entre el sonido que entra en tu tarjeta de sonido y el sonido que sale de tus altavoces) será baja, hasta inapreciable, sin embargo tu computador tendrá que soportar una carga más importante y el sonido podría alterarse (chasquidos) si le faltara potencia para el cálculo. Tendrás que encontrar el compromiso adecuado según tu configuración. Una vez arreglado todo eso, ya puedes lanzarte al mundo gráfico de Amplitube 3...

 

Por la ventana

 

Amplitube 3

La interfaz gráfica de Amplitube 3 se divide en cinco partes con, arriba del todo el panel que permite cargar rápidamente uno de los presets, los cuales se organizan según el tipo de ampli o el estilo (clean, crunch, extremo...), o activar el explorador de presets, el cual tiene la ventaja de proporcionar una corta descripción e indicar el carácter sonoro del instrumento. Nota que el motor de búsqueda no solo examina el nombre de los presets, sino también las descripciones y los caracteres. Así será fácil filtrar todos los sonidos de jazz o de metal... Un buen punto para encontrar los presets potencialmente interesantes. Uno podrá, evidentemente, guardar sus propios ajustes, y eliminarlos después. Notamos además la presencia de X-Change que permite compartir sus presets con todo el mundo, quizá encuentres unos sonidos simpáticos...

 

El programa propone tres modos de calidad: Hi, Mid o Eco, del más goloso en términos de recursos, al más ligero. Esto permite aliviar tu máquina si tus presets utilizan muchos efectos simultáneos. La calidad del audio baja ligeramente en los modos Mid y Eco, tampoco es nada dramático y el programa se suele utilizar sin problema. Por ejemplo, un preset que ocupa el 25% de los recursos del procesador en el modo Hi, baja a 19% en el modo Mid y a 11% en el modo Eco. No es despreciable cuando uno tiene una pequeña configuración o con sesiones que utilizan varias instancias del programa simultáneamente.

 

Por último, será posible seleccionar el controlador StompIO (799€) o StealthPedal (199€) de IK Multimedia si eres un afortunado poseedor de uno de estos pedales de control.

 

Amplitube 3

Debajo de este panel se ubica la selección de la ruta de la señal. El usuario podrá elegir entre 8 rutas que pasan por ambos pedalboads, ambos amplificadores, ambos altavoces y dos racks de efectos. Uno podrá, por ejemplo, encadenar dos pedaleras en serie, la cuales entrarán en una cabeza de ampli, la cual saldrá a dos bafles distintos para acabar en dos racks de efectos. El sistema no es tan intuitivo ni completo como un Guitar Rig, por ejemplo, en el cual se puede arrastrar/soltar cualquier módulo en cualquier lugar, sin embargo servirá a la mayoría de los guitarristas y tiene el mérito de ser sencillo, además impedirá que el usuario haga tonterías (colocar un fuzz al final de la cadena por ejemplo). Además, uno podrá utilizar dos circuitos totalmente separados para usar Amplitube 3 con dos guitarras. Cada una tendrá así su propia pedalera, su ampli, su bafle y su rack de efectos, un muy buen punto.

 

Si haces clic en uno de los elementos presentes en la ruta de la señal, éste aparece en la parte principal de la interfaz, ubicada justo debajo...

 

Pedales, amplis, bafles y efectos

 

Entramos aquí en el corazón de la bestia, con los cuatro elementos principales que constituirán el sonido del guitarrista: los pedales, los amplificadores, los altavoces y los efectos en rack. Notamos además la presencia de un afinador bastante preciso, que podrá cortar el sonido o dejarlo sonar, y que dispone de una frecuencia de referencia que va de 425 a 455 Hz.

 

Amplitube 3

Empezamos con las dos pedaleras que permiten colocar hasta 12 pedales en tu rig, a elegir entre 51 modelos disponibles (lista disponible aquí). Los pedales están organizados en 9 categorías: Delay, Distorsion, Dynamics, EQ, Filter, Fuzz, Modulation, Pitch y Other. Las marcas más conocidas están representadas, con Electro-Harmonix, Ibanez, Marshall, y muchos otros, la lista es larga y hay para contentar a la mayoría de los guitarristas. Una vez elegidos los pedales, será posible arrastrar/soltarlos en el pedalboard virtual y cambiar su organización en nada de tiempo. Es una funcionalidad que esperábamos desde hace mucho tiempo y que hacía falta en las versiones anteriores. En efecto, la colocación de los pedales en la cadena de efectos es primordial y dos configuraciones de pedales similares pueden sonar de forma radicalmente distinta. Pruébalo y te darás cuenta de su importancia. Es posible también activar/desactivarlos con un clic, y cada pote podrá asignarse a cualquier controlador MIDI gracias a la muy práctica función MIDI Learn.

 

En cuanto a los ampli, encontramos no menos de 31 modelizaciones (lista disponible aquí), organizadas en 4 categorías (Clean, Crunch, Lead y Bass) con una particularidad interesante: los niveles de preamplificación, ecualización, amplificación son totalmente independientes. Así, será posible combinar el preampli de un Fender Bassman con la ecualización de un Marshall Plexi y la amplificación de un Vox AC 30. Eso amplia mucho las posibilidades, eso encantará a los aventureros sonoros a quienes les gusta girar botones durante horas. Los puristas o los timoratos podrán seleccionar automáticamente el ecualizador y el ampli asociados con el preampli pulsando el botón Match. Así, cuando uno seleccione un preampli Marshall, tendrá seguramente el ecualizador y el ampli correspondiente. Encontramos entonces en la lista de amplificadores, modelos ineludibles de marca Marshall, Fender, Vox, Orange, Mesa Boogie, además de amplis IK Multimedia. En resumen, hay de todo para satisfacer a (casi) todo el mundo. Cada modelización dispone de su propia interfaz gráfica y de sus propios ajustes, ¡así que sabemos con quién estamos tratando!

 

Amplitube 3

En cuanto a los altavoces, IK Multimedia nos agracia con 46 modelos, del más clásico, con los viejos 4x12, al más original, con un Leslie (lista de los modelos aquí). La organización depende del tamaño del bafle: de 6 a 15 pulgadas para las guitarras y de 10 a 15 pulgadas para los bajos. Será posible luego afinar el tamaño del altavoz gracias a un pote Size.

 

Continuamos con los 15 micrófonos propuestos: modelos dinámicos, estáticos, de cinta (descúbrelos aquí). Será posible colocar dos de ellos frente al bafle virtual, mezclarlos a gusto, alejarlos o descentrarlos del altavoz. El usuario podrá además elegir 5 recintos, del armario al hall, con un ajuste Width que controlará el espacio entre dos micrófonos de ambiente (aparentemente son U47).

 

Por último, el programa ofrece 17 efectos en racks, y a diferencia de los pedales, se colocan después del amplificador. Encontramos delays, reverbs, ecualizadores, compresores, efectos de modulación, pitchs (incluso un armonizador), un swell (auto-volumen) y un step slicer.

 

Debajo de la ventana de los módulos, notamos un pote que permite ajustar el nivel de entrada, una puerta de ruido dotada de tres ajustes (umbral, release y profundidad), un segundo panel para el afinador y un pote para el nivel de salida. Según los módulos seleccionados, uno podrá también ajustar el volumen (para los pedales y los amplis), el paneo o el desfase (para los bafles).

 

Lo harás entendido, las posibilidades sonoras ofertas por Amplitube 3 dan vértigo.

 

Pasamos ahora a una de las novedades de este tercer refrito: la grabadora de 4 pistas.

 

Un 4 pistas integrado

 

Amplitube 3

Guinda en el pastel, Amplitube 3 integra un 4 pistas que permite grabar sus ideas directamente al programa. Ubicada abajo de la interfaz, la grabadora se compone de dos partes: a la izquierda está la biblioteca donde se almacenan los archivos grabados o importados (acepta archivos wav, aiff, sd2, apple caf, flac y mp3) y a la derecha encontrarás el secuenciador. Cada una de las cuatro pistas dispone de un selector de entrada (entrada 1, 2 o ambas en estéreo), de botones Mute y Solo, y de otro para armar la pista a la cual se grabará. Cuatro faders permiten cambiar el tempo (muy conveniente para practicar), la altura, el panorama y el volumen de la pista seleccionada. También será posible ajustar la velocidad global de reproducción mediante tres botones ubicados a la derecha: 1/2x, 1x y 2x.

 

El metrónomo integrado propone cinco sonidos distintos, un tempo que va de 60 a 240 BPM, y compases “a patadas”. Sin olvidar los indispensables botones de reproducción, grabación y bucle.

 

Para cada pista, es posible activar una instancia de Amplitube en inserción, la cual será totalmente independiente de lo que esté pasando en las tres otras pistas. Podrás así grabar cuatro pistas de guitarra con cuatro sonidos diferentes, con la posibilidad de retocar los ajustes a posteriori. Por supuesto, esto aumentará la carga del procesador, por eso existe una función “Freeze”, como en un verdadero secuenciador, que permite “bloquear” los ajustes y el sonido de la pista para dejar que tu computador respire un poco. Por último, podrás exportar tus obras a formatos wav, cad, aiff y sd2.

 

En uso, este pequeño secuenciador es muy práctico y completo. Uno tiene aquí todo lo necesario para crear una demo sin tener que abrir otros programas más golosos: un punto muy fuerte aquí.

 

¡Ahora falta enchufar las guitarras!

 

¿Y cómo suena?

 

El programa fue probado con dos guitarras: una Fender Telecaster American Special y una Gibson Les Paul Studio.



Amplitube 3

Los sonidos claros se las arreglan bastante bien, en particular la modelización American Clean mkII y las American Vintage que suenan muy bien. La paleta sonora es bastante amplia, del brillo moderno al sonido cálido y vintage. Cuando subimos un poco la ganancia y pasamos a la pastilla del puente de la Telecaster, probamos modelizaciones crunch, con una mención especial a la British Orange, la British Blue también es de calidad, sin embargo la British Lead no nos convenció.

 

Con la Les Paul, atacamos saturaciones más potentes y un British Lead de buen presagio, mientras que los sonidos más Metal pueden sonar un tanto agresivos si no encuentras los ajustes apropiados. A propósito de eso, notamos que los micrófonos y sus posiciones con respecto al altavoz transfiguran totalmente el sonido y permiten modelar el timbre sin siquiera tocar el ecualizador. Esta función es realmente indispensable, mientras que el hecho de añadir algo de “room” permite aumentar el volumen y tener un sonido más “gordo”.

 

Los efectos de modulación también son de buena calidad, con chorus y phasers convincentes y muy utilizables. Los pedales de fuzz y de distorsión a veces pueden traer mucho soplo (el Big Pig) y de forma global, el programa tiene un ruido de fondo bastante importante en las distorsiones “gordas”, en comparación con los productos de la competencia. Se tendrá entonces que jugar con la puerta de ruido...

 

Cambiamos la calidad sonora (modos Hi, Mid y Eco) mientras tocábamos, y si la calidad sonora de las reverberaciones está muy baja en modo Eco, el timbre del instrumento sigue siendo muy audible. Ideal para ahorrar fácilmente los recursos del procesador.

 

En cuanto a las decepciones, lamentamos la ausencia de una convolución para los altavoces y los micrófonos, algo que puede añadir un poco de realismo (como lo vimos en Guitar Rig 4). Pero IK Multimedia sólo se empaña en las modelizaciones, las cuales, hay que reconocerlo, traen una flexibilidad sin par.

 

Pero basta de palabras, escuchamos ahora algunos ejemplos sonoros:



Telecaster Manche Phazer 10
00:0000:20
  • Telecaster Manche Phazer 1000:20
  • Telecaster Manche Chorus 100:20
  • Telecaster Chevalet British Blue Tube 30TB00:11
  • Telecaster Chevalet Vintage Combo00:11
  • Les Paul Chevalet British Lead 100:15
  • Les Paul Chevalet Big Pig00:15
  • Telecaster Chevalet British Copper00:11
  • Les Paul Chevalet Fuzz Age00:15
  • Telecaster Manche American Vintage D00:20
  • Telecaster Manche American Vintage B00:20
  • Telecaster Manche American Vintage T00:20
  • Telecaster Chevalet British Lead00:11
  • Les Paul Chevalet Metal Lead V00:15
  • Les Paul Chevalet ProRat00:15
  • Telecaster Manche Tube Clean 100:20
  • Les Paul Chevalet Metal Lead00:15
  • Les Paul Chevalet American Lead MKIII00:15
  • Telecaster Manche Uni-V00:20
  • Les Paul Chevalet OverScream00:15
  • Telecaster Chevalet British Orange00:11
  • Les Paul Chevalet British Tube Lead 200:15
  • Telecaster Manche American Clean MKIII00:20
  • Telecaster Manche Small Phazer00:20



Conclusión

Amplitube 3

La tercera versión de Amplitube trae su lote de novedades interesantes, en particular con nuevas modelizaciones (la lista ahora es muy larga...), una grabadora de cuatro pistas integrada y la posibilidad de utilizar dos pedalboards/ampli/bafles/racks de efectos simultáneamente. Es una buena noticia para los usuarios a quienes les gustan las jams con un colega: cada uno con su guitarra y cada uno con su configuración. La multitud de micrófonos y las nuevas modelizaciones de bafles permiten multiplicar las posibilidades, aunque lamentemos la ausencia de convolución. Los tres modos de calidad autorizan que el programa se adapte a la potencia del computador, y el arrastrar/soltar pedalboards añade, a la manera del explorador de presets y del sistema de tags, una verdadera comodidad.

 

Lamentamos, sin embargo, un ruido de fondo siempre presente cuando subimos la ganancia, y un precio superior a la competencia (¿Piensa Ud en bajar la tarifa Sr IK?). A pesar de todo eso, Amplitube sigue siendo una apuesta segura y satisfará a todos los guitarristas que quieran adquirir un programa completo y de alto rendimiento.

 

 

  • Multitud de amplificadores y pedales
  • Calidad global de las modelizaciones
  • Niveles de preamplificación, amplificación y ecualización independientes
  • Grabadora de 4 pistas integrada muy completa y práctica
  • Posibilidad de utilizar dos amplificadores simultáneamente
  • 2 micrófonos por bafle
  • 3 modos de calidad
  • Posibilidad en encadenar hasta 12 pedales y 8 racks de efectos
  • Explorador de presets con sistema de tags

 

  • Más costoso que la competencia
  • Calidad inferior de algunas modelizaciones
  • No hay convolución
  • Soplo en saturaciones potentes