U-He Satin
+
U-He Satin

Satin, Simulador de vinilo/cinta from U-He.

US public price: $129 VAT
Opinión
Price engine
Anuncios
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba del U-He Satin

Noche de Blanco Satén

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it

Desde el advenimiento de la informática musical, numerosos plug-ins nos han prometido el Santo Graal del “verdadero sonido analógico”. Este argumento de marketing ha sido usado a diestro y siniestro, a tal punto que fatiga… No obstante, cuando el creador del admirable sintetizador virtual Diva estudia el tema, ¡se nos pica la curiosidad!

Satin es un plug-in que supuestamente procura el grano de viejas grabaciones realizadas con antiguas máquinas de cinta. Presentado en abril del 2013 en la Musikmesse, por fin ha llegado a nuestros home estudios. ¿Es una verdadera revolución o el último recurso de moda? es lo que vamos a ver…

Satin se presenta en la forma de un plug-in VST2, VST3 y AU para Mac y PC a 32 y 64-bit. Toma nota de que su creador está trabajando en el formato AAX para Pro Tools. Como de costumbre con U-He, la instalación es muy sencilla y la autorización mediante un número de serie se hace en un santiamén. El usuario se alegrará de que no haya ningún sistema de protección pesado que sólo agobia al hombre decente.

U-He Satin

Al iniciar el programa, no damos rápidamente cuenta de que se trata de un simulador de grabadoras de cinta muy singular. Primero por su interfaz gráfica. Ofrece varios tamaños para un uso fácil tanto en pantallas grandes como pequeñas, y es particularmente cuidada sin que por ello sea de relumbrón. No encontrarás ningún dibujo fotorrealista con enormes e inutiles cintas magnéticas que giran y llenan el espacio, atiborrándose de nuestros preciosos recursos del CPU. Nada de eso, aquí sólo lo eficaz y necesario. Además, U-He no intentó modelizar una máquina en particular. Propone simplemente un conjunto copioso de parámetros con la ambición de reproducir el grano de todas las grabadoras y todas las cintas que jamás hayan existido. Y aún más como lo veremos más adelante… Por fin, Satin no sólo se conforma con emular el uso clásico de estos equipos, sino que también reproduce los modos de uso creativos que se hicieron de ellos para obtener efectos de retraso y de flanger. 

U-He Satin

Con estas prometedoras constataciones, nos lanzamos vorazmente en los presets para descubrir lo que se esconde en el vientre de la ballena. Organizados por estilo (Studio para el modo clásico, Delay y Flange para los modos idóneos), los presets son numerosos y el administrador que los acompaña es un modelo en su género. En efecto, no sólo los nombres son muy claros sino que también se acompañan con de una pequeña reseña (en inglés) que permite comprender mejor cómo se utilizan. Encontramos entonces grabadoras Studer o Ampeg con varios tipos y velocidades de cinta, presets para la voz o la batería, la masterización, etc. Y para facilitar la navegación, es posible definir un preset como favorito o moverlo de la lista para clasificarlo como “Junk” con un hacer clic derecho en el nombre del preset. Estas funciones muy prácticas pueden evidentemente aplicarse a tus propios preajustes, lo que facilitará su uso ulterior en otros proyectos. 

U-He Satin

Otro pequeño refinamiento, y no de los menos importantes, es posible bloquear (función “Lock”) un parámetro en la interfaz mediante un clic derecho. Aparece entonces en dicho parámetro un pequeño candado y no cambiará cuando se pase de un preset a otro. Esto también suele ser muy útil cuando se manipulen multiples instancias agrupadas, pero esto lo veremos más tarde…

Para terminar con consideraciones puramente ergonómicas, nota que hacer un clic derecho en cualquier parámetro permite asociar este último con un controlador mediante el MIDI Learn.

Todo esto está muy bien, pero ahora es tiempo de hablar un poco de sonido, ¿que te parece?

So Reel

Como ya lo dijimos, Satin no modeliza una grabadora de cinta en particular. Por defecto, te encontrarás frente a una retahíla de cosas que ajustar. Por consecuente, si no entiendes de eso, mejor empezar con uno de los excelentes preajustes. Desde ahí, tendrás, grosso modo, que manipular los ajustes Input y Output (entrada y salida) para obtener “el sonido”. Sólo que tenemos que reconocer que el 99% de los ingenieros de sonido en ciernes no tienen la menor idea de lo que es este famoso “sonido” de grabadoras de cinta, ya que nunca se encontraron con este tipo de material. Afortunadamente, U-He pensó en todo y nos explica en el excelente manual de usuario (en inglés) a qué tienes que prestar atención: ¿cómo se comportan los transitorios, qué pasa en las frecuencias altas, cuándo empieza la distorsión y en qué registro espectral, y qué ocurre con la anchura estéreo? 

U-He Satin

Intentar contestar estas preguntas será la mejor forma de entender el plug-in… y tenemos que reconocer que no es nada fácil, la palabra clave aquí siendo sutileza. Pero no te preocupes, de nuevo U-He te toma de la mano y te guía suavemente a través de los entresijos sonoros de su terrible máquina. En efecto, Satin rebosa de funciones que te facilitarán la vida, como el botón “Makeup”, el cual una vez accionado, impedirá variaciones de volumen de salida cuando manipules la ganancia de entrada. Así, podrás tomar tus decisiones sin sufrir del horrible síntoma del “más alto mejor”. ¡Es práctico y tremendamente eficaz!

Otra joya, el VU-metro integrado para el nivel de entrada o de salida con la posibilidad de calibrar el 0 VU entre -24 y 0 dBFS. Además, el centro de este último también aloja un Peak-metro que podrá resultar útil. Escondido en la parte inferior de la interfaz, el panel “Service” que contiene los parámetros avanzados, también ofrece una herramienta notable: un analizador que muestra en tiempo real la respuesta en frecuencia del plug-in. Aunque relativamente pequeño, este último te permite visualizar directamente las consecuencias de un cambio de ajuste en el espectro sonoro. Por último, Satin propone en el centro de la interfaz una función para agrupar varias instancias del plug-in repartidas en las diversas pistas de tu proyecto. Gracias a esta función, podrás controlar instancias de un mismo grupo en la interfaz de un solo plug-in, algo muy conveniente porque aunque sea discreto el efecto de “grabadora de cinta” en una sola pista, alcanza toda su importancia cuando lo apliques a varios canales a la vez. Esta función no es una novedad en este tipo de productos, pero aquí es particularmente bien implementada. Podrás administrar hasta 8 grupos diferentes, cada uno con un nombre distinto para situarse mejor. Por otro lado, la opción “Lock” que evocamos arriba, permite excluir un parámetro del grupo para, por ejemplo, darle más nivel a la grabadora con una caja clara mientras conservas ajustes comunes y por consecuente, coherentes con el resto de la batería. En resumen, ¡estos grupos son muy flexibles y esto es preciado!

Con todo esto, lo que falta es insertar Satin en la primera línea de varias franjas de nuestro secuenciador y jugar simplemente con los presets y ajustes de entrada de los diferentes grupos. Y escuchar, sólo escuchar… Los colores, el grano, la profundidad que descubrirás son muy sorprendentes por un “pequeño plug-in”. ¡Hasta daría vértigo la variedad de sonidos! Podrías ampliamente contentarte con esto, pero sería una lástima porque, con un poco de esfuerzo, estudiando el manual de usuario de arriba abajo, experimentado, Satin se convertiría en una verdadera herramienta de escultura sonora que va más allá del sencillo “sonido de cinta”.

Desgraciadamente, no tenemos aquí suficiente espacio para detallar el impacto de cada uno de los parámetros disponibles, además la mayoría de ellos son independientes. Sin embargo, hablaremos de los que nos parecen más importantes a través de unos ejemplos sonoros.

Empezamos con una línea de bajo. Nota hasta qué punto se puede darle más aire o profundidad, hasta mordiente. Para lograr estos resultados, primero basta con cambiar la velocidad de la cinta. Una velocidad alta significa una mayor transparencia en los agudos con una ligera pérdida en los graves. Al revés, una velocidad más lenta se traduce en graves más generosos acompañados con una ligera compresión y un toque de distorsión en la parte alta del espectro. Toma nota de que la competencia propone velocidades de cinta fijas (7.5, 15 y 30 ips en general, a veces 3.5) cuando Satin propone una variación continuo entre 7.5 y 30 ips. En los ejemplos abajo, también hemos jugado mucho con los Rec EQ y Repro EQ en la sección Circuit del panel Service. Se trata en un principio de un ajuste que sirve para compensar las variaciones de frecuencias inherentes a la grabación sobre cinta. No obstante, con parámetros diferentes para uno y el otro, los resultados son más que sorprendentes.

01
00:0000:11
  • 01 00:11
  • 02 00:11
  • 03 00:11
  • 04 00:11
  • 05 00:11

Seguimos nuestro periplo con un poco de guitarra eléctrica. Aquí también la velocidad de cinta permite oscurecer or aclarar el sonido. El efecto se aumenta mediante un ajuste Pre-Emphasis más o menos marcado. Nota además que desde una perspectiva dinámica, los transitorios se reducen ligeramente sin por ello que se pierda el aspecto natural del sonido. Por fin, la versión Lo-Fi se logra, evidentemente, con una buena dosis de Wow & Flutter (lloro y centelleo), pero sobre todo dándole una vuelta a la sección Compander. Esta incluye algoritmos de reducción de los ruidos como el Dolby, y aquí también eligiendo parámetros distintos para la codificación y la descodificación da sorpresas sonoras.

06
00:0000:16
  • 06 00:16
  • 07 00:16
  • 08 00:16
  • 09 00:16
Desde que se publicó este banco de prueba, U-He actualizó Satin y añadió la posibilidad de bajar la velocidad de cinta hasta 1.875 ips, lo que mejora grandemente el proceso. No obstante, todavía nos parece el Wow & Flutter algo decepcionante frente a lo que propone la competencia.

El próximo ejemplo es un sonido de sintetizador que proviene del excelente VSTi gratuito Tyrell realizado por… ¡U-He! Bueno, aquí un preset Studio A800 a 15 ips le trae un poco más de relieve y de vida a este sonido, el cual ya es bastante caracterizado. Claro, es sutil, pero sí está. En el ejemplo siguiente, hemos subido una vez más el Wow & Flutter. Y por una vez, es un poco decepcionante porque, aunque se ponga al máximo, el resultado no es muy evidente. Ajustes separados del lloro y el centelleo quizá hubieran ayudado. De otra parte, este efecto depende directamente de la velocidad de la cinta, así que la posibilidad de bajar hasta 3.5 ips permite lograr el Lo-Fi puro, y esto no es el punto fuerte de Satin. ¡Una lástima!

10
00:0000:22
  • 10 00:22
  • 11 00:22
  • 12 00:22

En cuanto a vocales, Satin sale dignamente adelante. Como prueba esta pista que recopila de forma poca natural varias tomas. El uso de un toque de silbido (Hiss) permite mascar el montaje inhábil mientras que la compresión sutil le da una cierta cohesión dinámica. El segundo ejemplo utiliza además la sección Compander para darle un poco más de cuerpo a esta parte vocal gracias al famoso “Dolby Trick” explicado en el manual.

13
00:0000:21
  • 13 00:21
  • 14 00:21
  • 15 00:21

Tomemos ahora un momento para examinar más de cerca la cuestión del silbido. Durante años, este último se ha combatido sin descanso. Sin embargo, es un componente indisociable del sonido de las grabadoras de cinta. Le trae una gracia, una indefinible vibración a poco que esté “controlado”. Y Satin permite dosificar hábil y perfectamente este componente con los parámetros “Hiss” y “Asperity” del panel Service. Si no les prestes mucha atención, estos ajustes se considerarán como una simple herramienta para añadir ruidos, claro en estéreo, pero nada más que un simple defecto. Pero si los miras más de cerca, trae una cierta cohesión y una ligera distorsión enarmónica que está estrechamente vinculada a la señal como lo ilustran los siguientes ejemplos. También resulta una cierta imprecisión en las frecuencias, esto lo reconocemos, pero sí que se trata de  un “desenfoque” del mejor efecto. Notarás en el penúltimo ejemplo que, cuando llevas el nivel de “Asperity” al extremo, dará la sensación de tomar una cierta consistencia estéreo un sonido monofónico. Por último, nota que este aspecto orgánico añadido por el silbido dentro de este plug-in no se comporta con afectación. ¡Este silbido es vivo porque es aleatorio! Y como prueba en el último ejemplo, hemos realizado dos exportaciones de nuestra pista de guitarra acústica con ajustes estrictamente idénticos, luego hemos importado el resultado en dos pistas e invertido la fase en una de ellas… Y aquí, no sólo no obtenemos un perfecto silencio, sino que notamos además que el resultado depende del sonido original, ya que podemos distinguir los “restos” de nuestra guitarra. El corolario de este asunto es que con Satin, cada una de tus mezclas será realmente única, porque cada nueva exportación será obligatoriamente algo distinta. ¡Y simplemente excepcional!

16
00:0000:41
  • 16 00:41
  • 17 00:41
  • 18 00:41
  • 19 00:41

Ahora pasamos al tratamiento de una parte de batería. El bucle utilizado ha sido producido por DrumMic’a, un plug-in gratuito cuyo éxito es más que merecido. Para realizar estos ejemplos, hemos insertado una instancia de Satin en cada uno de los elementos del kit de batería y en el bus del grupo. Como podrás escucharlo, las posibilidades son enormes. Del toque discreto que le trae más cohesión y profundidad 3D hasta la acentuación del brillo hasta la destrucción concienzuda de la materia sonora, Satin está presente aunque, para lograr un sonido Lo-Fi bien fuerte, otros plug-ins quizá sirvan mejor. En el mismo tiempo, U-He llamo su crío Satin, y no Papel de Lija.

20
00:0000:13
  • 20 00:13
  • 21 00:13
  • 22 00:13
  • 23 00:13
  • 24 00:13

Para terminar, realizamos una rápida grabación de una música para probar el efecto cumulativo de la bestia en modo Studio. Nuestras disculpas de antemano por las imperfecciones aquí o allá, el objetivo aquí no era producir el éxito del siglo… La canción no fue mezclada propiamente dicho, se trata más de una pre-mezcla mejorada con muy poca ecualización (sólo cortes-bajos), sin otra compresión que la que se usó durante la grabación de vocales, una ligera reverberación que proviene del bundle Uhbik, también de U-He, y un delay y un flanger en Satin. Luego realizamos una exportación de todo Satin en modo Studio y otra con una instancia en cada pista. El preset utilizado simula un Studer A800 de 24 pistas vintage a 15 ips. Los niveles de entrada se ajustaron de oído y de forma independiente en cada canal.

25
00:0002:45
  • 25 02:45
  • 26 02:45

El resultado nos parece menos quirúrgico con Satin, ¡pero muchísimo más musical! El efecto “glue” no hace olvidar de que se trata de una combinación de instrumentos virtuales y reales grabados por separado. De repente, el sonido parece tener un suplemento de alma y más relieve. Además, tenemos que reconocer que la fase de mezcla debería facilitarse por el carácter sonoro y el control de los transitorios que les trae Satin a cada una de las pistas. ¡Bien hecho, Satin, muy bien hecho!

Lady lay, delay

U-He Satin

Como acabamos de verlo, o mejor dicho de escucharlo, este plug-in es bastante interesante para reproducir el sonido de grabadoras de cinta. Pero tampoco se para aquí y propone un modo de delay de cinta. Con dos o cuatro cabezales de reproducción, cada una con una modulación de la posición del cabezal, un ajuste del nivel y otro del panorama, este delay no será de los que uses todos los días, pero indudablemente tiene carácter y sobre todo invita a usar y abusar de la automación en cada uno de los parámetros. Más que un simple efecto, Satin en modo Delay es un verdadero instrumento. Claro, no es perfecto. Nos hubiera gustado tener un feedback y un ecualizador independiente para cada línea de retraso, pero con eso no fuese un verdadero delay de cinta. La gestión de la sincronización con el tempo también deja que desear y no muestra el tiempo en valor de la nota. Sin embargo, nos encanta escuchar cómo Satin les da vida a estos ejemplos sonoros de ampli o instrumentos virtuales… ¡o hasta de la nada, jugando simplemente con la auto-oscilación!

27
00:0000:21
  • 27 00:21
  • 28 00:21
  • 29 00:07
  • 30 00:12
  • 31 00:30
  • 32 00:30
  • 33 00:30
  • 34 00:30
  • 35 00:18
  • 36 00:18
  • 37 00:22
  • 38 00:22
  • 39 02:06

Flange me to the moon

U-He Satin

¡Guindas en el pastel, siempre queremos más! Pero U-He podría llegar a saciar hasta los más golosos con su último dulce: el modo Flange. A diferencia de los plug-ins “clásicos” del estilo, Satin no propone un flanger perpetuo. Aquí, volvemos a los orígenes del efecto que se lograba con dos grabadoras de cinta que reproducían la misma música. En aquella época, el flanging sólo era un efecto puntal que provenía de la desaceleración o la aceleración de una de las dos cintas por un operador. Satin reproduce entonces este comportamiento y hace que usar este efecto es más fácil que cuando se lograba en el pasado. De esta forma, podemos ajustar la velocidad de los fundidos de entrada y salida además de la aceleración que se realiza de modo exponencial o logarítmico. También tenemos un interruptor para invertir la fase, el cual permite paliar los eventuales problemas que pueden ocurrir cuando las dos cintas están perfectamente sincrónicas.

Por último, la activación del efecto se efectúa mediante un botón “Trigger” que podemos accionar con una simple nota MIDI. El resultado es simplemente excepcional e invita de nuevo a experimentar. Este modo permite sin dudas lograr una línea melódica aún más interesante sin por ello alterarla. Como prueba los dos ejemplos siguientes:

40
00:0000:33
  • 40 00:33
  • 41 00:19

Conclusión

¿Entonces, se cumplieron las promesas? Te dejamos hacerte tu propia opinión con los ejemplos sonoros que te invitamos a escuchar en las mejores condiciones posibles. Y como siempre, te invitamos a descargar la versión de evaluación para que puedas hacer tus propias pruebas. A nosotros nos ha seducido este plug-in. Su polivalencia, su carácter sonoro y la vida que le añade hacen de Satin un imprescindible por una tarifa de las más competitivas. ¿Es indispensable? Por supuesto que no, ningún plug-in lo es. ¿Es mágico? Otra vez no, no hará el trabajo por ti. Sin embargo, aquí U-He nos da acceso a una cierta estética sonora que le da mucha gracia a los discos de nuestra infancia musical. Y por eso, ¡Chapó!

Descarga los archivos sonoros (formato FLAC)

 

Puntos fuertes Puntos débiles
  • El sonido orgánico
  • Gran variedad sonora
  • Silbido aleatorio
  • Los modos Delay y Flange
  • Funciones Group y Lock
  • Función Makeup
  • Los presets
  • El administrador de presets
  • La ergonomía global
  • La interfaz gráfica
  • La instalación y la autorización ultra sencillas
  • El manual de usuario
  • Requiere un tiempo de aprendizaje
  • Manual de usuario sólo en inglés
  • Sincronización del Delay perfectible
  • Wow & Flutter no independientes