Tomas de Sonido & Mezclas
Técnicas en Sonido Tomas de Sonido & Mezclas
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Realizar una sesión vocal - Parte 2

El aspecto psicológico del trabajo con un(a) cantante

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

En la primera parte, tratamos la selección y la colocación del micrófono además del problema del retorno en los auriculares. Hoy proporcionamos unos consejos de realización que te ayudarán a desvelar el pleno potencial del o de la vocalista.

[Ve la primera parte aquí]

Ambiente, ambiente…

Muchos cantantes* dan lo mejor de si mismo cuando el ambiante en el estudio es calmante. Si se pudiese, tamiza la luz, averigua que la temperatura ambiente es agradable y prepárale al cantante una botella de agua. Según el ambiente y el estilo musical, hasta podrás encender un par de velas. También es importante dar una sensación de confianza y mostrar que controlas la situación. Si tienes problemas técnicos, ¡guárdatelos!

Si fuese posible, reduce el número de personas que asisten en la sesión. Si todos los miembros de la banda no paran de dar vueltas en el recinto, pueden distraer al cantante, y éste puede hesitar al darse cuenta de la situación.

Recuerda que cantar en estudio es una experiencia muy particular, incluso para un cantante que tiene experiencia en vivo. Se escucha, analiza y evalúa cada detalle. La situación puede perturbar a aquello no esté acostumbrado a esta forma de trabajo. Es la razón por la cual es mejor que todo se haga con calma y fácilmente.

El truco “ajustamos los niveles”

A veces, tendrás suerte y podrás grabar la primerísima toma del cantante, la que grabaste haciéndole creer que sólo se trata de un “calentamiento”. Utiliza este truco mostrando ostensiblemente que estás ajustando los niveles. Antes de lanzar la grabación, explícale al cantante que puede cantar el tema entero para calentarse mientras averiguas los niveles por última vez. Puede ser que tengas una toma genial porque el cantante hará logrado calmarse pensando que sólo estaba calentándose. No funciona siempre pero vale la pena probarlo, en particular cuando grabas a un cantante sin experiencia.

Estrategia para la sesión

Ahora que estás “oficialmente” grabando, el cantante tiene que repetir varias tomas completas que ulteriormente compilarás. Esta estrategia funciona generalmente mejor que el método que consiste en interrumpir la grabación y hacer overdubs para obtener una sola toma perfecta. El vocalista, cuando canta temas completos (o por lo menos partes enteras), tiene la posibilidad de interpretar la música con mayor facilidad que cuando graba frases separadas. El resultado tendrá aún más energía. Se pueden reparar muchas cosas durante la fase de mezcla, en particular editando las pistas y corrigiendo el tono, pero no se puede infundirle energía ni emoción a una toma vocal.

Un método eficaz consiste en pedirle al cantante grabar varias versiones completas para luego compilar las diferentes pistas guardando sólo las mejores partes.

Tendremos que ser diplomáticos con un cantante que tiene problemas de desentonación. El tono es un tema sensible para muchos cantantes. Si le señalas constantemente que desentona, puedes desestabilizarlo y tendrá aún más dificultades para entonar.

Si notas problemas de desentonación, sube ligeramente uno de los instrumentos que toca acordes o el bajo en los auriculares para darle al cantante una mejor referencia armónica.

También puedes sugerirle mover un poco uno de los auriculares de su oreja para que escuche mejor su voz natural. Formula esta idea de modo positivo, es decir como una forma de mejorar la escucha y no como una solución a un problema de desentonación.

Durante toda la sesión, señala sistemáticamente las cosas positivas para no quitarle la confianza al cantante. No es de mucha importancia con un vocalista experimentado, pero ser indulgente puede marcar la diferencia con un cantante poco acostumbrado al estudio.

Sabe cuando parar

Durante la sesión, la resistencia física del cantante suele llegar a sus límites ; poco más y la calidad de las tomas se va a degradar. Con suerte tendrás todo lo que necesitas para compilar una toma completa en aquel momento.

Cuando sientes que se ha logrado el límite de la productividad, haz una pausa y escucha lo que grabaste. Si sólo se tiene que reparar una líneas o palabras, vale la pena pedirle al cantante que las grabe de nuevo en overdubs. Si partes importantes del tema se tienen que volver a grabar, entonces para aquí y toma cita con el cantante para una nueva sesión. No olvides documentar la posición del micrófono y los ajustes del preampli para tener el mismo sonido en la próxima sesión.

*NdT: por razones de comodidad, en estos artículos “cantante” se refiere tanto a un como a una cantante.

Sea el primero en comentar este artículo
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail