Apogee ONE
+
Apogee ONE

ONE, USB audio interface from Apogee in the One series.

  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba de la Apogee One

One Love

  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

A medio camino entre el micro USB y la interfaz audio digital compacta, esto es la Apogee One.

Apogee One

El músico nómada a veces quiere grabarse cuando está fuera de casa, con su computador portátil y su fiel secuenciador. Llega entonces el tema de la interfaz audio digital, la cual debe ser compacta, práctica y asequible, mientras ofrece una calidad sonora suficiente para realizar una demo fácilmente. El problema es que también hay que llevar un micro para las tomas sonoras, algo que no será del gusto de los músicos que quieran viajar ligero.

 

Llegaron entonces los micrófonos USB, que son transductores que integran una pequeña interfaz audio digital para conectar directamente a su computador. El sistema sistema es conveniente, pero no dispone de una entrada de línea o de instrumento. Dilema.

 

Lo que propone Apogee está en la encrucijada: la One es una pequeña intefaz audio digital USB que cabe en el bolsillo, con una entrada de instrumento, una entrada de micro y un micro integrado. ¿Ahora te interesa?

 

Fuera de la caja

 

Apogee One

La cajita blanca que contiene la interfaz es cuidada y recuerda de inmediato el diseño de Apple. La One lleva un traje de plástico negro, brillante en la parte superior y mate por debajo y en los lados. Lleva agarres en ambos lados y sus medidas son de 5,71 x 12,07 x 2,54cm, por un peso razonable de menos de 100 gramos. Será imposible no ver el único codificador de la interfaz, ubicado en el centro y hecho de aluminio cepillado. Su tamaño es consecuente, vista la compacidad de la interfaz.

 

Encontramos arriba de la caja una serie de cuatro LEDs que indican la función actual del codificador rotativo. Se podrá ajustar así el nivel de entrada del micro interno, del micro externo (mediante la entrada micro), el nivel de la entrada de instrumento y el nivel de la única salida estéreo. Para pasar de una función a otra, sólo se pulsará el codificador rotativo. Uno tendrá acceso, entonces, directamente a los niveles de las entradas, del micro interno y de la salida: es práctico. Tres otros LEDs indican toscamente el nivel en entrada o en salida.

 

Apogee One

En cuanto al panel de conexión, es sencillo: el usuario dispone de una única salida de auriculares que también podrá usar para conectar sus monitores mediante un adaptador mini-jack / RCA o jack de 6,35mm, la conexión será entonces simétrica. Lamentamos evidentemente la ausencia de una salida simétrica en jack TRS o XLR, seguro que el constructor tuvo que hacer algunas concesiones para que todo encajara en la interfaz. En lo que va de la entrada, tendrás que conectar el cable dividido entregado con la interfaz, que tiene una entrada de instrumento en jack de 6,35mm y una entrada XLR. Toma nota que sólo se podrá utilizar un canal a la vez: tendrás que elegir entre la entrada de instrumento, la entrada de micro o el micro de condensador interno. El preamplificador integrado tiene una alimentación Phantom, una ganancia que va de +10 a 63db, mientras que la entrada de alta impedancia para instrumento tiene una ganancia que va de 0 a 45dB. La conversión analógica/digital se hace en 44.1 / 48kHz - 24 bit. Por último, el cable USB, que conectarás a tu computador, servirá también para alimentar la Apogee One.

 

Instalación

 

Apogee One

Como todas las interfaces Apogee, la One sólo es compatible con los computadores Apple (OS X 10.5.7 y posterior, Intel o Power PC G5) y los programas que utilizan Core Audio. Es, evidentemente, un punto muy negativo, pero no hay nada que hacer, ya lo sabes. La instalación es muy sencilla y una aplicación llamada Apogee Maestro vendrá alojarse en el directorio idoneo. Una vez lanzada, descubres dos ventanas de configuración: Maestro Control, que permite activar una de las tres fuentes en entrada: instrumento, micro (con o sin alimentación Phantom de 48V) y el micro interno, además del nivel de salida: auriculares o línea.

 

La segunda ventana permite activar el mezclador interno de la tarjeta, y ajustar el balance entre el sonido procedente de tu secuenciador y el sonido que entra en la interfaz, todo eso con una latencia mínima. El funcionamiento de la One es, entonces, muy sencillo.

 

Con el fin de facilitar la utilización de la interfaz, Apogee propone dos accesorios en opción, incluso una pinza (16€ IVA no incluido) compatible con el pie de micro clásico, y que permitirá colocar la One fácilmente cerca de la fuente cuando se utilice el micro integrado: algo indispensable. La marca propone además un stand de mesa (16€ IVA no incluido), el cual, cuando se asocie con la pinza, permite instalar la One fácilmente en una mesa. Todo eso resultó estable y muy práctico, algo que nos gusta siempre mucho. Una pequeña funda de transporte de neopreno también está disponible por el mismo precio, si quieres proteger tu interfaz en el camino.

 

Vamos a ver ahora como va la pequeña One frente a una voz o un instrumento...

 

El sonido

 

Apogee One

Hemos probado la interfaz One con una guitarra acústica Gibson J-200, que tiene graves generosos, y con una voz hablada. En primer lugar, hemos realizado las tomas sonoras con el micro integrado, colocado frente al 12° traste de la guitarra y a aproximadamente 50 cm de la boca del orador:



J-200 micro interne
00:0000:27
  • J-200 micro interne00:27
  • Voix micro interne00:04


Apogee One

Nos sorprendió la calidad sonora del micro de condensador integrado con ambas fuentes sonoras. Los graves están presentes a pesar del tamaño de la cápsula, un muy buen punto. La voz resalta claramente con, no obstante, sibilantes bastantes pronunciadas.

 

Después conectamos un micro de condensador Oktava MK-012, que proporciona agudos suaves y precisos, y un nivel de salida relativamente débil. Pudimos así empujar el preamplificador de la interfaz. El micro sigue colocado frente al 12° traste de la J-200 y a un buen metro de la boca del orador:



J-200 oktava
00:0000:27
  • J-200 oktava00:27
  • Voix oktava00:04


El sonido es muy diferente del micro interno, con agudos mucho más suaves y frecuencias bajas algo más desarrolladas. La conversión analógica-digital es realmente excelente por una interfaz a tal precio, y el preampli tiene una reserva de ganancia suficiente para el Oktava, sin generar mucho soplo. Desde luego, esta pequeña interfaz es realmente sorprendente, además es muy estable con nuestro computador de prueba (un MacBook Pro).

 

Conclusión

 

Apogee One

Apogee One propone un producto híbrido, que combina las ventajas de un micro USB con una interfaz audio digital de bolsillo. La caja es compacta, su diseño cuidado y el codificador grande práctico para ajustar rápidamente los niveles. El panel de conexión en entrada es completo, con una entrada de micro y una de instrumento, sin embargo, lamentamos que haya una sola salida mini-jack que servirá para los auriculares o para los altavoces. El micro integrado resulta muy bueno, como el preampli y los convertidores, sobre todo por un dispositivo cuyo precio público es de 209€ IVA no incluido. También nos gustaron los diferentes accesorios opcionales, que hacen del uso de la Apogee One una experiencia agradable. Seguramente una compra que recomendamos a todos los músicos en solo y nómadas... equipados con un Mac.

 

  • Compacidad
  • Calidad del audio
  • Una entrada de micro y una entrada de instrumento
  • Un micro de condensador integrado y de calidad
  • Un codificador grande para controlar los niveles
  • Una salida común para los auriculares y los altavoces
  • Sólo compatible con Mac