Grabadoras/Multipistas de bolsillo
Digital recorders Grabadoras/Multipistas de bolsillo
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Comparativa de secuenciadores para iPhone/iPod Touch

Mi iPhone es un secuenciador
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

Ergonómico y polivalente, el iPhone no sólo es una grabadora de bolsillo: con algunas aplicaciones simpáticas, también puede convertirse en un secuenciador MIDI, un clon de MPC o un looper. Revista detallada de las mejores aplicaciones.

Empezaremos nuestro dossier comparativo con Xewton Music, el cual es ni más ni menos un secuenciador MIDI relativamente completo si uno considera que funciona en un teléfono. En lo que va de las cifras, anuncia 128 pistas MIDI, 4 efectos en envío (reverb, delay, EQ, simulador de ampli) y 21 instrumentos: hay material... Aunque los instrumentos cubran la mayoría de las necesidades y que sea posible editar sumariamente sus envolventes de volumen, no serás muy exigente con respecto a su calidad sonora (estamos al nivel de los que podía proponer una antediluviana Sound Blaster de tabla de ondas, o SoundFont algo barata pero muy explotable).

 

En cambio, en cuanto a la secuencia, es un encanto, con un doble teclado MIID virtual para la entrada en tiempo real de dos instrumentos, un Piano Roll, una ventana de arreglo, la gestión de la velocidad, y todas las funciones necesarias a la secuencia: cortar, copiar, pegar, transportar, etc. Por supuesto, puedes definir el volumen y el panorama para cada pista y, sobre todo, exportar tu creación al formato WAV o MIDI. En resumen, es un ineludible en iPhone que merece, vistas sus posibilidades, la pequeña quincena de euros requerida por su autor.


¿Dijiste MPC?

Más orientado a las músicas sintéticas, el Hip-Hop o el Trip-Hop, pero quizá aún más impresionante, BeatMaker de Intua es simplemente un secuenciador/muestreador de pads de tipo MPC. Capaz también de exportar a WAV/AIFF o a MIDI, te proporciona 16 pads que alojarán tus muestras y una linda sección de efectos (delay sincronizable, EQ de 3 bandas, Bit-Crusher y filtro multimodo que se reparte en dos buses de efectos, con un nivel de envío que puede definirse para cada pad). La entrada de las secuencias se hará directamente desde los pads o en un secuenciador por pasos relativamente completo, y que permite organizar tus canciones según un sistema de patrones, con gestión del volumen, del paneo, del groove y del pitch para cada etapa.

 

En cuanto al muestreo, es aún mejor porque el programa se entrega con un pack de bancos listos para usar (incluso algunos firmados por Richard Devine, Man Parrish, Jacque Polynice, Rafiralfiro) y permite crear tus propios bancos, importando tus muestras (soporta del 8 al 24 bit y sonidos creados por Noise.io), o grabándolos con el micrófono del iPhone, para intercambiarlos luego con la comunidad de usuarios. El editor no ha olvidado la parte de edición, con un pequeño editor de audio y la posibilidad, para cada pad, de definir el principio y el fin de la reproducción del muestra, su volumen, su panorama, su transporte (semitono u octava), su afinación, y afectarle un fundido de entrada y/o de salida. Por último, hablamos de Live con la posibilidad de tocar hasta 5 pads simultáneamente, de mutear y invertir las muestras sobre la marcha y controlar los diferentes parámetros de las muestras o de los efectos mediante un simpático pad XY. Todo eso por un peso de 164Mo y un precio de 15,99€, no es nada excesivo vistas las posibilidades de la bestia.

 





Más caótico pero muy interesante, la aplicación BeatSequencer BoomBap de Insight se articula también alrededor de un secuenciador por pasos de 60 patrones, y de un muestreador capaz de grabar directamente desde el iPhone o usar cualquier otro sample, una canción puede usar hasta 20 grupos de 16 pads/muestras cada uno. En cuanto a los efectos, dispone de un “Puncher”, de un delay, de una reverb y de un chorus, un mezclador permite administrar los 16 volúmenes de un grupo y la asignación de 6 efectos a cada sonido. Precisamos para terminar que el programa puede exportar/importar tus proyectos ZIP, por tan solo 11,99€.








Con un diseño más sobrio, pero multiplataforma (el programa también está disponible en Windows, Linux, Mac OS X, Windows Mobile & PalmOS), y sumamente potente, SunBox combina un sinte/sampler modular con un tracker de tipo Amiga en cuanto al proceso de secuencia. Capaz de exportar al formato WAV, ofrece posibilidades impresionantes vía la combinación de una multitud de módulos: sinte FM, generador sonoro (sierra, triángulo, cuadrado, ruido), Kicker, Sampler, SpectraVoice (es decir un sinte basado en las transformadas de Fourier), Delay, Distorsión, Eco, Filtro Multimodo, Flanger, LFO, Bucle, Reverb, Filtro Vocal y Vibrato. A 1,59 €, vale la pena…







Sin la modularidad pero con sonidos adicionales, con un enfoque que se acerca siempre más al Track, iSequence es un programa que reúne 110 instrumentos en 5 pistas y 3 octavas en 99 patrones. Vendido a precio de 3,99€, todo funciona en una ventana única y puede estar exportado al formato MIDI, WAV o ioLibrary, reconocido por BeatMaker, entre otros.






Del Tenori al GrooveBox

En la sección Secuenciador, encontramos también una multitud de aplicaciones rudimentarias inspiradas del Tenori-On de Yamaha, como PaklSound1, SoundMatrix II, Tripper o Melodica. Desafortunadamente, la imposibilidad de exportar al formato MIDI o audio restringe estas aplicaciones a chismes para pasarse el tiempo (aun si es posible conectar la salida de auriculares del iPhone/iPod en la entrada de una tarjeta de sonido). Así que hablaremos sobre todo de Soundgrid, el cual, por tan solo 1,59€, propone un secuenciador matricial de tipo Tenori-On, mientras reúne funciones muchas más completas que muchos de sus competidores: posibilidad de importar muestras, administración de 8 capas de 8 patrones cada una, aplicación de efectos en tiempo real (delay y filtro multimodo), esto debería de animarte.









¿Y las cajas de grooves? También se usan en el iPhone/iPod Touch, aun si la mayoría de ellas, excelentes, no permiten exportar al formato WAV o MIDI. Pasaremos las muy recomendables FingerBeat, Rangrid, TechnoBox, Digital Bass Line BD-303 y BtBx para interesarnos en el excelente bleep!BOX. Dotada de una interfaz muy lograda, la caja de bleep proporciona 10 líneas de batería o de sinte con más de 50 parámetros para bricolar en secuencia o en Live, por 7,99 €.


Más caracterizado pero muy bien pensado y por tan solo 0,79€, el 8bit Tone del autor de la grabadora RecTools permite hacer Chiptuning con sonoridades dignas de los viejos Commodore 64/128, y un excelente secuenciador dotado de un Piano Roll.





A veces es difícil determinar si el sinte está en el secuenciador o el contrario. Por lo tanto, no te pierdas el Noise.io Pro Synth, el cual, a 11,99€, es sin dudas uno de los sintetizadores más potentes disponible en la máquina de Apple. Mezclando síntesis FM y substractiva, permite automatizar cualquier parámetro y dispone de un Pitch Sequencer y de un Trance Gate, además de un teclado sensible a la velocidad. Capaz de exportar al formato WAV, es sobre todo compatible con BeatMaker, la MPC virtual del iPhone a la cual sólo falta... la síntesis.






Aprovechamos para echar un vistazo a las otras aplicaciones del mismo editor, compatibles también con BeatMaker y capaz de secuenciar: Guitar Pro, y sobre todo, Piano Pro, basadas en una biblioteca de acordes y de motivos rítmicos cuyos enlaces pueden estar grabados. Si la guitarra suena demasiado MIDI, el piano el muy recomendable, con modelizaciones tanto acústicas como eléctricas. Por 3,99 €, servirá para componer las bases de una canción, además podrás grabar una línea vocal....





Para buclar el bucle

Acabamos esta visita no exhaustiva de los secuenciadores para iPhone, con los programas de arreglo de bucles de audio, de tipo Acid/Garageband. Realizado con éxito, el Groovemaker de IK Multimedia está disponible en varios estilos musicales a precio de 5,99€, desgraciadamente no puede importar tus propios bucles, lo que limita su interés. Preferimos entonces Looptastic el cual, en su versión Producer vendida por 7,99€, permite exportar tus propios archivos de audio al formato WAV, AIFF u OGG y puede sincronizar hasta 20 archivos en el mismo tiempo, y exportar tu mezcla después.









¿Piensas que es una pena que no haya posibilidad de grabar? Es justamente el interés de los loopers o muestreadores de bucle, muy prácticos para grabar ideas de canciones rápido, y permiten buclar el bucle de nuestro dossier anterior sobre las grabadoras en iPhone. En esta sección, no hablaremos del simpático StompVox que no permite exportar, y enfocaremos al excelente iSample, reconocidos por los muy profesionales Roger Linn y Jordan Rudess. En el menú de este programa, 6 muestreadores de 30 segundos cada uno, una mezcladora, un editor de bucles, un delay y una reverb, y un secuenciador capaz de almacenar 12 patrones, por tan solo 7,99 €.





A la diferencia de este bloatware, a algunos les gustará Everyday Looper, un looper de 4 pistas, cuya originalidad es proponer una interfaz sin botón: deslizas con uno, dos o tres dedos en ambos sentidos para lanzar la grabación, detenerla, pasar de una pista a otra, exportar el resultado vía Wifi. Una ergonomía muy buena que sólo cuesta 2,99 €.

 


Sea el primero en comentar este artículo
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail