Opinión
Price engine
Anuncios
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba del Olympus LS-10

Campeón Olímpico
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

Cuando Olympus, famoso por su tortazo en el mundo de la fotografía, se encarga del mercado del audio, tenemos el LS-10, una grabadora digital portátil determinada en asegurarse un puesto en territorio nuevo...

http://es.af-v4.com/bancos-de-prueba/<a href=http://audiofanzines.wordpress.com/files/2008/09/15.jpg?w=200

Muchos fabricantes especializados en audio han sacado grabadoras digitales portátiles recientemente, entre ellos expertos de renombre como Marantz o Nagra, sino también marcas más asequibles como M-Audio, Edirol y Zoom. Hay para cada uno y especialmente para cada presupuesto. Por lo tanto Olympus se ha aventurado en un campo ya poblado con marcas bien conocidas de los aficionados del audio. A pesar de eso, Olympus espera aprovechar su experiencia y pericia de la fotografía para encontrar el hueco en el mundo del audio.

A primera vista, el LS-10 tiene especificaciones muy interesantes, juzga por ti mismo - dos micrófonos electret, una pantalla ancha retro iluminada, 2 GB de memoria flash embarcada, un lector de tarjetas SD SDHC, conversión al vuelo a MP3 o WMA, grabación a wav de 96kHz... añádele un diseño guapo y serio, una construcción que respira la calidad, y tienes una grabadora muy atractiva... Al toque tendrás una sensación de solidez y robustez : la sabiduría de Olympus parece innegable aquí. Es claramente una muesca en lo que algunas marcas como Edirol o Zoom ofrecen : no tendrás miedo de llevar el LS-10 contigo. Su peso, ligeramente más alto que sus competidores (165 gramos con la batería) contribuye probablemente a dar esta sensación de solidez.

Pero vamos a ver si este niño está a la altura...


Características


El LS-10 permite grabar en tres formatos diferentes : PCM lineal (archivos WAV sin perdida de la información audio, pero cogen bastante espacio), MP3 (formato comprimido) y WMA (también un formato comprimido hecho por Microsoft). El primer formato permite una velocidad de muestreo de 96 kHz 24-bit, que sería adecuada para grabaciones definitivas pero sería totalmente exagerada para un “bloc de notas”. Con el formato MP3 (de 128 a 320 Kbps) ahorrarás mucho espacio, y con el WMA (de 64 a 160 Kbps) aun más. Con una memoria interna de 2 GB, el LS-10 te deja grabar hasta 3h10min en WAV de 44.1kHz / 16bits, 17H45min en MP3 de 256Kbps o 69h35min en WMA 64Kbps ! Es un buen rato de grabación, especialmente si añades una tarjeta SD HC (hasta 8 GB),¡ lo que multiplica por cinco el tiempo de grabación !

Por lo que va de la autonomía, el LS-10 asegura 16 horas de grabación de 44.1kHz / 16bits y 35 horas de play-back. Sabiendo que el aparato requiere dos baterías AA, será fácil llevar un par de baterías adicionales en tu bolsillo... Esta pequeña grabadora, por tanto, te permite hacer grabaciones largas sin tener que vaciar la memoria hacia un ordenador o cambiar las pilas, ¡ un buen punto !

En cuanto a las entradas y salidas, hay un mini jack para auriculares, una entrada de micrófono mini jack (con “conector de alimentación” y una impedancia de 2 Ohms) y una entrada de línea mini jack. Fuese bien tener una o dos entradas XLR (como en el Zoom H4) para ampliar el campo del LS-10 pero desafortunadamente sólo se pueden usar micrófonos de tipos MiniDisc. Algunos ejemplos de micrófonos compatibles : ME30WME-15, ME-52WME-12.


Ahora vamos a ver las funciones que ofrece...


http://es.af-v4.com/bancos-de-prueba/<a href=


Funciones

Una vez encendido el LS-10 (se necesitan 2 a 3 segundos para que esté operativo) con el switch que sirve también de función “Hold”, encontrarás fácilmente tu camino, las funciones básicas se controlan con un dedo : un botón reproducir/ok, botones siguiente / previo, botones arriba y abajo, botón detener, un botón borrar (elimina un archivo o una carpeta) y un botón grabar. Apretar el último arma la grabación pero no la lanza. Tendrás que presionar el botón una segunda vez para que se arranque la grabación. No es más complicado que eso. Puedes escuchar inmediatamente lo que has grabado con los altavoces internos o auriculares, apretando Reproducir. También puedes escuchar mientras grabas pero sólo con auriculares (por una buena razón, la utilización de los altavoces causaría feedback).

Si la fuente de sonido es demasiada alta, se puede reducir la sensibilidad de los micrófonos integrados con un switch ubicado en la parte derecha del aparato. Además, el LS-10 ofrece la posibilidad de activar un filtro de corte de graves durante la grabación. Sepas sin embargo que los micrófonos integrados no van debajo de 70 Hz (según el fabricante), lo que hace que esta función es algo superfluo.

Debajo del dial de comando hay cuatro botones : “Lista” para visualizar el explorador de archivos, puedes explorar los directorios con las flechas arriba/abajo y izquierda/derecha. Es muy intuitivo para los usuarios de lectores de música digital. El botón “Menú” te permite acceder a los parámetros del LS-10 : activar la reverberación, seleccionar la velocidad de muestreo, el formato de archivo, etc. Las funciones de la grabadora son simple y de fácil comprensión. El botón “Repetir A-B” te deja hacer un loop en una sección  de la grabación o una grabación entera, una función muy conveniente para músicos que desean practicar o trabajar en segmentos. Finalmente, un ultimo botón llamado “fn (Función)” es parametrable y se usa, por ejemplo, para activar la reverberación o cualquier otra de las funciones del LS-10 : ¡práctico !

Que decir de la ergonomía de este aparato en uso ? Esto lo vamos a ver ahora....


En Acción


La pantalla ancha retro iluminada tiene la ventaja de poder mostrar mucha información, lo que puede ser intimidante al principio, pero resulta bastante útil. Apreciarás los botones anchos, de arranque rápido y prácticos, todos de fácil alcance. No obstante, una desventaja es la incapacidad de renombrar los archivos creados : un archivo “LS100003.WAV” es menos instructivo que “riff_de_la_muerte.wav”. Sin embargo, esperamos que una actualización del firmware venga a corregir este problema. En cuanto a las carpetas, tampoco se puede renombrar, borrar o añadir ninguno : son cinco, ni más ni menos. El directorio es rígido, y es una pena... Hay una carpeta “música” dentro de la cual se almacenan y se organizan los archivos MP3 a gusto, así el LS-10 se puede transformar en un lector de música digital. La ergonomía queda inferior a la del iPod o de otro reproductor de música digital ; las etiquetas y las listas de reproducción no se pueden administrar. Para finalizar con la parte de “malos puntos”, mencionaremos los dos diales de volumen para escuchar y grabar que resultan ser incomodos y a veces difíciles de utilizar para dedos anchos. También es una pena atornillar el aparato a un perchero de cámara, no de micrófono, más popular para músicos... aquí el pasado de profesional de la fotografía pasa a primera plana !

A pesar de estos asuntos menores, el LS-10 es bastante eficaz y agradable de usar. Hace lo que quieres que haga, y rápidamente. Es la arma última de los compositores nómadas, siempre con ganas de grabar una melodía que salta de improviso.

La conexión a una computadora se hace sin contratiempo a través del mini conector USB : el LS-10 está reconocido inmediatamente y sin pilotos. Olympus también ha tenido la gran idea de incluir Cubase LE 4, compatible con Mac y PC, que te permite editar tus grabaciones. Es un buen punto dada la calidad y el precio del programa.


El sonido

http://audiofanzines.wordpress.com/files/2008/09/32.jpg?w=200La calidad general de los dos micrófonos integrados es buena, sus limitaciones en las frecuencias bajas se deben principalmente al tamaño de las cápsulas y a la bidireccionalidad. Por su puesto los fabricantes no pueden hacer de otra manera con aparatos de este tamaño. Así que se evitará utilizar el aparato para grabar instrumentos con frecuencias debajo de 70/80 Hz. El LS-10 estuvo a la altura de lo que esperaba con la voz y la guitarra acústica. No obstante se debería de colocar en un perchero si quieres una grabación seria para evitar ruidos cuando lo tienes en la mano. La posición a 90 grados de los dos micrófonos da una buena imagen estéreo, y se puede, con la función “Zoom mic”, reducir la direccionalidad de los micrófonos y enfocar a un elemento especifico. Es preferible evitar el nivel de grabación por defecto para no tener un sonido muy comprimido. Sin embargo, el limitador integrado puede salvar la vida, quitando todos los picos no deseados ; así evita la distorsión y el recorte.

La presencia de las dos tapas de espuma se aprecia mucho en días de viento, me gusta también la reverb integrada disponible durante la reproducción. Propone 4 algoritmos (estudio, club, sala y bóveda) que dan espacio y ambiente a tus grabaciones “secas”. La función “Euphonix” sirve de un compresor y hará resaltar las tonalidades de bajo nivel durante la reproducción. Resulta útil cuando se tiene que arreglar una grabación estropeada.

Así tienes una grabadora de calidad, que por supuesto, no reemplazará un buen viejo micrófono dinámico en un buen viejo perchero, pero será útil en muchas ocasiones y cabrá en el bolsillo de muchos cazadores de sonido ! Para darte una idea de su sonido, grabé mi guitarra acústica, el metro(compresión directa a MP3 de 256kbs), un cantante en el metro, el ambiente de un bar (wav) y la calle. También hay ejemplos sonoros ofrecidos por Olympus : voces hablando, el metro, tomando una copa, un puerto, un órgano, la playa, el zoológico, una chimenea, y el tráfico.


Conclusión


Olympus ha hecho una bella entrada en el mundo de la grabación audio profesional. Se aprecia mucho la calidad de construcción, su calidad de sonido global, su autonomía, y su generosa memoria interna. Por supuesto, en algunas situaciones, el LS-10 mostrará sus limites, por ejemplo, cuando se graba un instrumento con muchas frecuencias graves. Pero se olvida fácilmente respecto a su tamaño compacto y sus numerosos puntos fuertes.


  • Calidad de construcción
  • Calidad de sonido
  • Autonomía
  • Memoria interna de 2 GB + lector de tarjetas SD
  • Parabrisas suministrados
  • Reverb integrada
  • Función de loop
  • Pantalla ancha retro iluminada
  • Cubase 4 LE incluido

  • No hay adaptador para percheros de micrófonos
  • Las Frecuencias bajas son menos pronunciadas
  • El dial de volumen no se ajusta fácilmente
  • Imposible renombrar los archivos
  • No hay conexiones XLR