Blue Microphones Spark
+

Spark, Large diaphragm condenser microphone from Blue Microphones in the Essential series.

US public price: $199 VAT
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba del Blue Microphones Spark

El micro que echa chispas
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Email
Premio Calidad / Precio 2011

La compañía norteamericana Blue Microphones, que debe su fama, entre otros, a su emblemático Bottle, decidió hace unos años ampliar su gama de productos con micrófonos más asequibles pero con una calidad de fabricación igual de seria. Este año, la marca confirmó sus ambiciones con la salida de Spark, un micrófono de condensador que redefine la entrada de gama de Blue... y de la competencia. ¿Se encenderá la mecha?

Embalaje explosivo

Blue Microphones Spark

Aunque hoy en día se haya convertido en algo habitual, sin embargo siempre sorprende cuando una “gran compañía” de micrófonos propone productos de entrada de gama que rivalizan con competidores no obstante muy bien implementados en el mercado... Sobre todo cuando uno sabe que el caballo de batalla de dicha marca sobrepasa ampliamente los 4000€. El Bottle ha inspirado a muchos, en muchos estudios y frente a numerosos artistas conocidos. Sin embargo, no es la primera vez que Blue les quiera ofrecer a los menos adinerados la posibilidad de disponer de un material serio para la grabación... Desde micrófonos USB a accesorios para el iPod, la gama de productos ha crecido a lo largo del tiempo y ha reforzado la reputación de una marca que hasta aquí era inasequible...

Con el Spark, Blue Microphones pone el listón muy alto, primero a causa de (¿o gracias a?) su precio: ¡199€ IVA incluido! ¿Cómo rayos un micrófono a precio tan bajo logra imponerse en un mercado tan feroz? ¿No aprovecharía el fabricante de su fama para meterse en un mercado casi saturado?

En un primer tiempo, tengo que reconocer que lo he entendido todo al revés. Al sacarlo de la caja sale una buena sorpresa: el embalaje. El Blue Spark se entrega en un estuche de madera con accesorios no esperados por un precio tan bajo. En efecto, en el estuche se han proporcionado una pequeña suspensión y un filtro anti-pop marcado con el logo “Blue” y adaptado al tamaño de la cápsula. Constatamos entonces que, con toda modestia, el fabricante no perdió su buen gusto ni su profesionalismo. Y menos aún su identidad.

Blue Microphones Spark

En la cajita también se encuentra un pequeño manual, con una presentación e ilustraciones por lo menos originales. En efecto, la documentación técnica se parece a una caja de cerillas, una vista que refuerza el universo y el diseño del Spark... ¡Listo! El manual de instrucciones es completo y para todos: del novato al profesional, cada uno encontrará la información que busque. Así, encontramos pequeños dibujos que explican cómo puede optimizarse el uso del Spark, las situaciones de grabaciones posibles, con qué instrumentos, cómo colocarlo para sacarle el mejor provecho, etc. Por supuesto, también están los datos técnicos necesarios a los que se liberan de este tipo de ilustraciones y vienen a buscar las informaciones que desean. Entonces, si es verdad que el manual sólo es una pequeña parte de un producto, a veces puede reflejar la seriedad aportada por el fabricante... Y con esto se puede decir que, a tal precio, es sorprendente y realmente bien hecho.

Carbonilla cardioide

Blue Microphones Spark

Pasamos ahora a la utilización del micro propiamente dicho. En la mano, aunque el cuerpo en su linda prenda naranja (!y asumida!) puede resultar gracioso y darle al micro un aspecto algo “plástico”, es robusto, y eso te da seguridad. Sin ser voluminoso (menos de 20cm de altura), el Spark sabe imponerse. Por cierto, el acabado no vale el de los productos de gama alta y es algo normal. No obstante, tal como el embalaje, las prestaciones ofrecidas son muy serias y uno reconoce aquí la impronta de Blue.

Esta identidad es tanto más obvia cuanto que la cápsula cardioide se suelta del resto del cuerpo, conservando así la estética tan preciada por Blue, y que se encuentra en otros micrófonos de la serie “Essentials”, como el Baby Bottle o el Blueberry. Desde el punto de vista técnico, el Spark anuncia prestaciones interesantes, con una respuesta en frecuencia de 20Hz a 20kHz, una sensibilidad de 28 mV/Pa, un nivel máximo admisible de 128dB SPL por una relación señal/ruido de 84dB.

Mirando el micro más de cerca, notamos la presencia de un pequeño botón Focus ubicado en la parte posterior, abajo del cuerpo. Aunque el manual quiere diferenciar esta función de un clásico filtro corte-bajo (mediante una variación de la tensión de carga de la cápsula, modificando así su respuesta en frecuencia y su comportamiento dinámico global), la curva de respuesta afirma todavía que esta función opera principalmente como un filtro corte-bajo.

Blue Microphones Spark

Se nota la presencia de algunas subidas de varias frecuencias en la franja de respuesta del micro, posiblemente para “embellecer” las tomas de voz, entre otras. Sin embargo, no es nada grave y la curva de respuesta en frecuencia del Spark globalmente resulta bastante lineal.

 

La chispa que enciende el estudio

Blue Microphones Spark

Según el fabricante, el Spark, por su respuesta en frecuencia casi lineal y su ausencia de coloración sonora significativa, suele utilizarse virtualmente con cualquier instrumento o vocalista. Pero antes, uno puede disfrutar de los accesorios proporcionados en el estuche de madera, incluso la suspensión. Aunque cumpla perfectamente con su función, me costó apretar correctamente la rosca. Claro que no tenemos aquí la mejor suspensión del mercado, pero con un micrófono de entrada de gama, tampoco vamos a ser muy exigentes.

Arriba del cuerpo, en la parte posterior, se encuentra un pequeño tornillo que permite colocar el filtro antipop que se entrega con el Spark. Se adapta perfectamente al tamaño de la cápsula, se ve muy estético y es suficientemente eficaz, sin embargo me parece, después de instalarlo, demasiado cerca de la cápsula. Para la mayoría de los usuarios y para el uso que harán del Spark, es perfecto. Pero para aquellos que, como yo, quieren ajustar la distancia entre el filtro antipop y el micro, no podrá sustituirse a otro filtro...

Quise averiguar si el Spark ofrece resultados concluyentes frente a cualquier instrumento. A fin de proporcionar una referencia (completamente desleal, lo reconozco), propongo, en cada ejemplo sonoro, un extracto grabado con el Spark y el mismo grabado con un Neumann U87 vintage. Como mencioné anteriormente, no se trata aquí de oponer el Spark a otro modelo competidor que ya demostró su eficacia (y que cuesta casi 10 veces su precio), sino ofrecer simplemente un punto de comparación empírico...

 

Acc strumming Blue Spark
00:0000:24
  • Acc strumming Blue Spark00:24
  • Acc strumming U8700:24
  • Acc fingers Blue Spark00:22
  • Acc fingers U8700:22
  • Clean Gtr Blue Spark00:25
  • Clean Gtr U8700:25
  • Clean Gtr + filter Blue Spark00:22
  • Clean Gtr + filter U8700:22
  • Dist Gtr Blue Spark00:32
  • Dist Gtr U8700:32
  • Drums Blue Spark00:19
  • Drums U8700:19
  • Voix Blue Spark00:29
  • Voix U8700:29
Blue Microphones Spark

Con toda honestidad, los resultados son bastante impresionantes. Desde un punto de vista general, el Spark se las arregla muy bien, ofrece una reproducción sonora fiel y agradable, sin excesivo “adorno de frecuencias”. Es verdad que se pueden encontrar unos ligeros altos a 1kHz y entre 8 y 12 kHz, así como una bajada entre 200 y 400Hz. Pero globalmente, no hay nada excesivo. Técnicamente, ajustamos los preamplificadores (Amek DMCL) de modo que el nivel grabado sea el mismo para ofrecer la escucha más “objetiva” posible. Pero globalmente no existe una diferencia real porque el nivel de salida del Spark es alto, muy parecido al nivel de salida de este U87, lo que permite utilizarlo con cualquier preamplificador.

Desde un punto de vista dinámico, su comportamiento con los transitorios es bueno, proporciona una respuesta clara, sin ser agresiva. Evidentemente, cuando se trata de detalles, ambos micrófonos no reaccionan de la misma forma (precisión de los graves, medio-graves diferentes, agudos ligeramente menos “brillantes” con el U87), pero cuidado, lo repito una vez más: no se trata aquí de comparar dos micrófonos incomparables. En cambio, se nota que, sea cual fuera la aplicación, el Spark ofrece una calidad sonora muy satisfactoria y hace que el micro es mucho más polivalente de lo que parezca.

Blue Microphones Spark

Evidentemente, fuese bienvenido un atenuador, en caso de que quiera utilizar el Spark con fuentes sonoras muy altas, un bombo por ejemplo. Claro, no se dedica principalmente a este tipo de usos y, por el precio, tampoco podemos ser más papistas que el Papa... No me ha convencido totalmente la suspensión, aunque cumpla con su función, pero no es muy práctica. Una segunda suspensión, más “sencilla” y menos voluminosa quizás fuese bienvenida... Pero otra vez, ¿a este precio que le vamos a reprochar a este micro?

Al final, casi nada. Una restitución sonora realmente apreciable, resultados técnicos muy satisfactorios, una fabricación robusta y un diseño original (fiel a la marca) en un packaging digno de un micrófono de gama alta... ¿Y todo eso por menos de 200€ IVA incluido? Sinceramente, Blue acaba de lanzar un excelente micrófono que tiene una relación de calidad/precio insuperable y es muy probable que la llama del Spark venga literalmente a “encender” nuestras futuras grabaciones.

Conclusión

Si siempre sorprende ver a una marca de alto nivel llegar al mercado de entrada de gama, se puede decir que Blue no ha contado con su fama para lanzar el Spark. Muy a gusto en estudio, este micrófono verdaderamente polifacético puede acometer cualquier grabación sin enrojecer. Por supuesto, el micro no se destina a rivalizar con los hermanos mayores que hicieron la fama del fabricante, pero ofrece prestaciones raramente igualadas y una construcción cuidada por una tarifa muy razonable. Una excelente sorpresa y probablemente una nueva referencia en todos los home studios.

Gracias a Red Led por su legendaria actuación, a Marc y al estudio Mupson.

Red Led appears courtesy of Alsace Sauerkraut Records

Premio Calidad / Precio 2011
Puntos fuertes Puntos débiles
  • El sonido
  • Un packaging completo por el precio
  • El manual de usuario
  • La realización y la estética general
  • La increíble relación calidad/precio
  • La suspensión, no necesariamente “óptima”
  • No hay atenuador... pero bueno, ya sé, el precio...
Comentar este artículo
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Email