Akai APC20
+
Opinión
Price engine
Anuncios
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba de la APC 20 de Akai

Live al dedillo
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

Con la APC 40, una superficie de control totalmente dedicada a Ableton Live, Akai puede presumir de haber tenido un gran éxito y no fue una grande sorpresa la salida de la APC20, una APC40 amputada de su parte derecha y propuesta, de hecho, a mitad de precio, con el fin de acallar a sus competidores.

Porque sí tiene competencia Akai : echando también el ojo al mercado de Ableton, el constructor Novation no quiso atacar el APC40 en el frente de las funcionalidades, sino en él de la tarifa, con un Launchpad, por cierto más básico (sin faders, sin potes, sólo pads) debajo de los simbólicos 200€. Y tenemos que reconocer que todos los usuarios que no tenían los medios para comprarse el mastodonte de Akai aprovecharon la oportunidad: algo para que se ponga nervioso el papá del MPC que está decidido a no dejarse pisotear y contesta entonces con esta APC20, propuesta debajo de los 200€. Vamos a verla más de cerca...

Sin sorpresa

Akai APC20

Fuera de su caja grande, la APC 20 tiene una pinta bastante buena que infunde confianza: no pesa demasiado para transportarse en una mochila, tampoco es demasiada ligera para no moverse en la mesa (gracias además a 4 grandes almohadillas antideslizantes de goma), globalmente está hecha de metal, se usó plástico para los pads, conmutadores, faders, para el único codificador de la máquina y sus bordes amovibles. Seis tornillos permiten, en efecto, quitar las partes laterales de la APC para montarla en rack con mayor facilidad. Y la imaginamos muy bien entre dos platos y una mezcladora, lista para animar las pistas de baile a fuerza de bucles.

 

En lo que va de los controladores, la chica se organiza en 8 franjas, cada una con, de abajo hacia arriba, un fader, un botón “Record Arm” para armar la grabación de la pista, “Solo/Cue” para enviar la pista en solo al modo de escucha previa, y “Activator” para activar/desactivar la pista. A la derecha de las ocho pistas, un fader permite ajustar el volumen global (Master) mientras que un codificador único definirá el nivel de salida de la escucha previa.

 

Encima se encuentran 9 pads para los comandos principales: lanzar la reproducción, detenerla, MIDI Overdub, Izquierda/Derecha/Arriba/Abajo para navegar en las pistas o las escenas, y Note Mode que determina la utilización hecha de los 8x5 pads que se encuentran arriba del todo: aunque estos últimos sirvan esencialmente para activar los clips, podrás, mediante el Note Mode, utilizarlos como un “teclado MIDI”, cada pad siendo entonces asociado a una nota, lo que es muy práctico para programar el Drum Rack de Ableton sobre la marcha, pero que, evidentemente, no cumplirá con la ausencia de un verdadero teclado maestro para tocar instrumentos melódicos.

 

El panel superior

Akai APC20

La parte superior, que incluye los 40 pads, está completada por una columna a la derecha que permite lanzar una escena (todos los clips de una fila), y de una línea “Clip Stop” para detener la reproducción de todos los clips de una pista después de la reproducción completa del bucle que contienen. Por último, pero no por eso menos importante, una tecla “Shift” permite acceder a una función secundaria en la mayoría de los botones de la máquina, en particular a un acceso simplificado al control de volumen, del panorama y de los tres buses de envío. Pero el más importante es que esta tecla Shift permite pasar del modo Clip Launch al modo Session en la matriz de los 8 x 5 pads. Me explico: en el modo Clip Launch, cada tecla corresponde a un clip. El pad está apagado si ningún clip está presente, se ilumina de color ámbar si un clip está cargado pero no se reproduce, verde si  está en curso de reproducción y rojo si está en curso de grabación.

 

En el modo Session, accesible mediante la tecla Shift, cada pad representa una matriz de 8 x 5, el pad está apagado si ningún clip está cargado en la matriz, se ilumina de color ámbar si hay clips presentes, verde si los clips están en curso de reproducción y rojo cuando se graben. Una vez acostumbrado, este sistema se revela muy coherente y práctico, porque permite multiplicar las posibilidades de control de la APC: 40 matrices de 40 clips al alcance, son en total no menos de 1600 clips... En resumen, la APC20 lo tiene todo de una grande, como los confirman los primeros pasos en Live.

 

En uso

Akai APC20

Una vez enchufada, mediante el transformador incluido, y conectada al computador con el cable USB, también incluido, sólo hace falta declarar la superficie de control en las preferencias de Live para empezar a jugar (preciso que una versión Light del secuenciador de Ableton está disponible en bundle). Y porque el mapeo ya está hecho, y que la ergonomía de la APC es tan intuitiva como la de Live, en pocos minutos te sentirás cómodo con la configuración. Menos mal, porque el manual proporcionado se resume en una “Guía de instalación rápida” de sólo 3 páginas...

 

La APC responde puntualmente y se revela, a pesar de los pads pequeños (estamos lejos de una MPC), ser muy agradable de usar: todos los faders proponen la misma resistencia calibrada, y las teclas responden sin bloquearse nunca. Si queremos ser quisquillosos, quizá nos gustáramos que la retro-iluminación de estos últimos fuera más luminosa (al principio de la prueba estaba a pleno sol, lo que no facilitaba la lectura de los colores), pero visto que la máquina se usará sobre todo en la oscuridad, no es nada insalvable.

 

Akai APC20

 

 

 

También preciso, para aquellos les interesara un uso más genérico de esta superficie de control, que los pads no son sensibles a la velocidad o al after-touch: la APC20 es muy cómodo para lanzar bucles o programar una caja de ritmos electro, pero no es interesante para pilotar un BFD o cualquier instrumento de teclado. Además, con su único codificador, la APC20 tampoco sirve para controlar plug-ins. En este registro, la APC40 está, evidentemente, mejor dotada, con su parte derecha llena de codificadores.

Conclusión

Por supuesto, la APC40 es más completa pero si sólo tienes 200€ para invertir en un controlador para Live, no es una opción posible y el único verdadero competidor de la APC20 sigue siendo el Launchpad de Novation. Menos costoso, este último no lleva faders, lo que, en mi opinión, hace de la APC un modelo más pertinente, pero el Launchpad dispone de pads más grandes, más agradables de manipular entonces. En resumen, el producto perfecto no existe, aunque la gran calidad de estos rivales permita a cada uno lograr un nivel de comodidad sin par en la manipulación de Live.

 

  • Más comodidad con Live
  • La conectas y funciona
  • Tarifa atractiva
  • Calidad de fabricación
  • Los faders, un plus que hace una diferencia (con respecto al Launchpad)
  • Por supuesto, sería mejor con los potes de la APC40
  • Retro-iluminación de los pads difícil de leer a plena luz