Fender Volume-Tone Pedal Reissue
+
Fender Volume-Tone Pedal Reissue

Volume-Tone Pedal Reissue, Pedal de Volumen para Guitarra/Bajo from Fender.

  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Reedición de los pedales Fender Classics

Los clásicos están vivos
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

Aunque se conozca mejor Fender por sus guitarras y bajos, también llevan más de 50 años haciendo pedales clásicos. Después de la reedición reciente del pedal Fender Blender Custom, Fender ha decidido lanzar una gama de nuevos stompboxes inspirados de los modelos clásicos con tonalidades y diseño vintage. Vamos a mirarlos...


12La reedición de los pedales Fender Classics incluyen los modelos Fender Blender (octava/fuzz), un pedal de Volumen, uno de Volumen/Tonalidad, un Phaser y un Fuzz/Wah. En esta prueba vamos a analizarlos todos excepto el Fender Blender.  A primera vista los pedales parecen vintage : ¡robustos, grandes y pesados! ¡Sí son pesados! Aunque estén hechos en Corea, no tienen nada barato. Si compras los 5 modelos seguro que tendrás que comprarles una pedalera aparte. Incorporar nada más que uno o dos a tu pedalera requiere medición y organización. Pero la impresión que dan al mirarlos es que, por cierto, hacen honor a sus homólogos vintage.

En cuanto al embalaje, vienen con el mínimo estricto, pero a lo grande. Cada uno se entrega en una especie de media/funda elegante de terciopelo negro, con el logo de Fender bordado (se verían estupendos al lado de la chimenea esta Navidad si no los usas).  Todo lo que hay en la caja (aparte de la espuma de poliestireno) es un catalogo de los otros pedales de la colección. No hay manual, tampoco hace falta. Básicamente es intuitivo y plug and play.

Todos los pedales llevan los potenciómetros mínimos con un hincapié en los parámetros controlados con el pie. Los modelos Fuzz/Wah y Volumen/Tonalidad efectúan un doble movimiento del plato, no solamente hacia adelante o atrás sino también de la derecha a la izquierda. El Phaser tiene un potenciómetro de control retro iluminado, con luz azul y roja según el cambio de fase, y se puede manipular con el pie fácilmente.

Ahora nos vamos a acercar y mirar (y escuchar) detenidamente la ergonomía y el sonido.


Pedales de Volumen y de Volumen/Tonalidad


Pedal de Volumen

211No hay nada muy elaborado en un pedal de volumen, básicamente uno quiere que haga su trabajo, y que lo haga bien. Con este pedal, es lo que tenemos. Un pedal sencillo (aunque pesado) muy eficiente en lo que es de controlar el volumen. Utiliza un circuito pasivo así que no hace falta una batería, y sólo tiene una entrada, una salida y un tuner out. Es todo lo que uno necesita. Se debe notar, sin embargo, puede importar a algunos (pienso en nuestros amigos que tocan el pedal steel), que la entrada se ubica en la parte lateral derecha del pedal, las dos salidas están a la izquierda. Es un pequeño detalle que puede tener su importancia en algunas configuraciones.  Porque el pedal usa un circuito pasivo de control, por supuesto funciona mejor cuando se conecta a una guitarra pasiva. Si usas una guitarra activa o colocas el pedal antes de ella, Fender dice que la impedancia de salida del dispositivo activo debería de ser de 10 kOhms mínimo para un mejor rendimiento. La impedancia de entrada es de 250 kOhms y la de salida de 0 a 62 kOhms, según la posición del pedal, naturalmente.

Yo soy de los guitarristas que usan los pedales de volumen bastante, y estaba muy interesada en ver lo que valdría este pedal comparado con mi Ernie Ball. Mi primera impresión fue que era sólido. Se ve y parece resistente. Con su pinta toda de metal-cromo (excepto por supuesto la goma donde se coloca el pie), parece robusto. Ya lo he dicho (y no voy a parar), pesa, ¡aún para un pedal de volumen! Pero aunque parezca muy voluminoso, en realidad no lo es más que mi Ernie Ball.

Mientras suene... es exactamente lo que debería de ser un pedal : transparente, sin ruido, con un decaimiento del volumen suave. Cierto que no hace falta un manual de usuario. Cumple con su función perfectamente. No hay perdida de sonido cuando está a cero y la transición de volumen es muy suave, sin ningún ruido.


Pedal de Volumen/Tonalidad


http://audiofanzines.wordpress.com/files/2008/11/22.jpg?w=270

Similar al pedal de volumen, se ha añadido a este stompbox la función de control de tono con un movimiento giratorio lateral del pedal hacia la derecha y la izquierda. Arriba del pedal hay una placa de metal que gira de la izquierda a la derecha. Esta rotación no es muy amplia y tiene una paleta de tonalidades bastante limitada, pero no es ninguna trampa : se oye la diferencia. Hasta puedes tener un ligero efecto de wah wah si lo giras rápidamente (aunque no esté hecho para eso), pero cansa bastante la pierna y se ve bastante raro, así que no lo haría mucho, especialmente en concierto. Es una pena que no haya una variación de tonalidad más amplia. Si se han molestado en añadir un control de tono, fuese simpático tener más variación. En cuanto al sonido, o mejor dicho, a la manipulación del sonido, también es transparente y muy musical (el pedal de tonalidad da más capacidad de expresión).

En general, ambos pedales son sólidos y tienen una buena relación de precio/valor.

Aquí un par de ejemplos con el pedal de Volumen con mucho delay

Ejemplo 1, Ejemplo 2

También un vídeo para tener más ejemplos


El Phaser proporciona un sonido muy bueno con sólo algunos potenciómetros. El control de velocidad (la función principal de este pedal) es un gran potenciómetro plano (más como un dial grande) que controla naturalmente la velocidad de cambio del faseado. Lo que es interesante aquí es que el dial de control de velocidad luce azul y rojo a la misma velocidad que el cambio de faseado. El potenciómetro está ubicado en relieve arriba del pedal, así que se puede ajustar con el pie, pisándolo y girando. Se ve genial y también suena super bien.

Los dos otros potenciómetros están al lado del pedal : Intensidad - ajusta la intensidad del efecto de faseado y Frecuencia - permite elegir cuales frecuencias están afectadas por el faseado. Si lo giras en sentido contrario a las agujas del reloj, las frecuencias graves estarán afectadas, y si lo giras en el sentido de las agujas del reloj, el faseado se aplicará más a los agudos.

Las otras funciones : el switch on/off está en “true bypass”. El Phaser funciona con una batería de 9V pero se puede alimentar con un adaptador (no incluido). La impedancia de entrada y salida es respectivamente de 470k/4,7 kOhms y la impedancia recomendada es de 50 kOhms o superior.

32

Como lo he dicho antes, el pedal suena muy bien. Tiene una sonoridad única entre todos los phasers, puede ser sutil cuando lo quieras, y también tener de estas sonoridades delirantes. Hasta la gente que no utiliza phasers en general o que piensa que no cabe con su estilo de música podrá estar agradablemente sorprendida. Con ajustes sutiles el pedal añade al sonido una especie de calidez liquida sin ser molesta. Del otro lado se puede lograr tener un sonido tipo Leslie.

Existe sin embargo un par de problemas. Primero, ¿tenía que ser tan gordo y pesado? Es definitivamente robusto (como los otros pedales), ¡pero es casi tan grande y por cierto tan pesado como un pedal de volumen medio!  Otro problema es la ubicación de los potenciómetros laterales : no son fáciles de ajustar, como mínimo. Están incrustados en el pedal, sin duda que es para protegerlos, pero no es porque aceptamos esto que son fáciles de girar, particularmente en vivo, y sobre todo si uno tiene dedos gordos como yo. El último punto negativo de este pedal, por lo demás excelente, es una buena dosis de ruido que sale de él. Se puede escuchar un tipo de “ronroneo” que coincide con el efecto de faseado. Cuando todos los parámetros están al máximo y el volumen del ampli a tope, casi suena como una Harley Davidson parada. Es bastante pesado a un volumen alto.

A pesar de estos inconvenientes, el pedal es un encanto de verdad. Suena realmente bien, y el efecto de luz, además de mostrar la velocidad del faseado, es bastante simpático.

También el hecho de poder ajustar la velocidad con su pie es una ventaja cierta. Una pena que no hayan pensado en hacer lo mismo con uno de los otros potenciómetros. El pedal es bastante grande para que pueda caber otro dial plano, pero quizá fuese pedir mucho, tampoco estaría conforme al modelo original.


Pedal de Fuzz/Wah


411

Es el más pesado del lote, pero tiene dos pedales en uno, después de todo. También tiene un diseño muy sencillo sin potenciómetros y muy pocos parámetros o botones. Al igual que el pedal de Volumen/Tonalidad, se controla de dos maneras : inclinando el pedal hacia arriba y abajo para controlar el Wah, y girando de la izquierda a la derecha para controlar el nivel de Fuzz. Hay dos botones de cada lado del pedal que se controlan con el pie para activar la función de Fuzz y/o de Wah. Nada más por lo que va de los controles con el pie. Debajo del pedal existe un switch que cambia el orden de los efectos (Fuzz > Wah o Wah > Fuzz) y un ajuste del volumen del Fuzz (se puede controlar el nivel de volumen del Fuzz para ajustarse al nivel de volumen de la guitarra cuando no está activado el Fuzz o parametrarlo para darle un empuje al volumen). En lo que va de las conexiones, sólo hay una entrada, una salida y un entrada para un adaptador DC (no incluido).

Tal vez les parecerá demasiado sencillo a algunos, especialmente cuando vemos las funciones de algunos pedales Wah Wah modernos, o aún algunos Fuzz, pero uno no siente que le falta algo cuando usa este pedal. Logras tener muchas tonalidades diferentes nada más que con los controles con el pie. El Wah, aunque no tenga el campo el más amplio, suena muy bien y es mucho más natural que la mayoría de los pedales wah wah que he oído (particularmente los nuevos modelos). Su variación de tono es super suave y no se “cae” el pedal si lo dejas a un cierto ángulo. Además me parecio que, sólo al activar el Wah y dejarlo a un cierto ángulo (especialmente arriba) proporcionaba tonalidades muy simpáticas y útiles (particularmente cuando está acoplado con el Fuzz). No es el caso de muchos Wah que, si no se tocan continuamente para obtener este efecto de wah wah, suenan extremadamente nasal o ensordecedor cuando no se toca, no importa la posición en la que la dejes.

42En lo que va del Fuzz, también suena genial y tienes bastante expresión con el control de la izquierda a la derecha con el pie. Es cierto que suena vintage y te escucharás tocando como Hendrix o Cream. El ajuste del nivel del Fuzz en el fondo del pedal es práctico para obtener el nivel justo de volumen cuando activas el Fuzz. Es una pena que no se pueda controlar más fácilmente, como con un potenciómetro que se podría ajustar con el pie. Es bastante complicado ajustarlo porque está incrustado y necesitarás un objeto fino y duro, como un destornillador muy pequeño, para girarlo. Definitivamente lo pudieran hacer más fácil. El orden de los efectos es más fácil de aplicar (un switch normal) y es muy efectivo para cambiar el sonido del pedal.

En cuanto a los inconvenientes de este pedal, no son muchos. Ya hemos mencionado los problemas de peso y de ajuste del volumen del Fuzz. Seguro que necesitará un poco de tiempo y de uso para manejarlo, uno tiende a olvidar cual dirección (arriba/abajo, izquiera/derecha) controla cual efecto, pero tampoco es un real inconveniente. No hay LEDs para indicar si un efecto está activo o no, así que tendrás algunos intentos fallidos. También me ha parecido delicado pisar los dos botones de cada lado del pedal, al principio, porque son un poco más bajos que el pedal y se tienen que pisotear a un cierto ángulo, especialmente si no quieres alterar el ángulo del pedal (nivel de wah).


Conclusión


Hechos en Corea con el conocimiento de California, la reedición de estos pedales vintage traen lo mejor de ambos mundos : productos de calidad a un precio relativamente económico. Quizá no tengan muchos parámetros o ajustes elaborados pero hacen su trabajo. Sin embargo tienen un look un poco elaborado con todo el cromo brillante ; todos excepto el Phaser, pero el Phaser tiene este dial retro iluminado super fuerte.

Aunque estén pesados y voluminosos, parecen, y sobre todo, suenan vintage. Hay un par de detalles o funciones que se pudieran hacer de otra forma, y un par de inconvenientes, pero en general son una muy buena adición a la colección de pedales de cualquier. Y cuando se considera el precio bastante barato para una calidad tan buena como la de Fender, no hay muchas razones para no correr y probarlos, y eventualmente comprar uno, si no todos.


  • El precio
  • La solidez
  • El sonido - especialmente el Fuzz y el Phaser
  • El Diseño - cromo y el dial retro iluminado
  • La expresión con el control en dos direcciones (Fuzz/Wah y Volumen/Tonalidad)
  • La transparencia del pedal de Volumen
  • El movimiento suave del pedal

  • Pesado y voluminoso
  • El ruido del Phaser
  • El pisoteo delicado y la dificultad de acceder al switch de volumen en el Fuzz/Wah
  • La variación de tono un poco limitada en el pedal de Volumen/Tonalidad