SKB Stage5
+
Price engine
Anuncios
Foros
  • Aumentar o reducir el tamaño del texto
  • Imprimir

Prueba del StageFive de SKB

El Rey del Pedal
  • Like
  • Tweet
  • +1
  • Pin it
  • Mail

No es un secreto para nadie que a muchos guitarristas les gustan los efectos y que algunos son adictos a sus pedales. Pero, por supuesto, llega un tiempo cuando es necesario transportar y conectar estas cajitas fácilmente. Es en parte la razón por la cual se han inventado y comercializado las pedaleras, con marcas como SKB y su StageFive, al cual vamos a echar un vistazo más de cerca...

stage5

En los foros de Audiofanzine y en otros lugares es obvio que cuando se trata de los efectos de guitarra, dos escuelas luchan sobre esta cuestión casi filosófica. Si no tomamos en cuenta los partidarios del “directo al amplificador” (pobres tíos), existen, de un lado, los entusiastas del multi-efectos con su programación digital incomoda y sus sub-sub-sub-menús ; y del otro, los fans del stompbox (2 potenciometros y anda).

12Ahora te preguntas ¿cómo los pedales de efectos ultra-arcaicos han resistido al invasor digital? Existen razones objetivas de un lado : el manejo sencillo con sólo algunos potenciometros, el concepto de “un pedal, un efecto”, cuando los guitarristas necesitan sólo uno o dos efectos (existen de verdad!), y su robustez comparado con el promedio de los multi-efectos. Del otro lado, encontramos razones más subjetivas : la gente habla de la calidez del sonido analógico comparado con el digital, sin hablar de la búsqueda de los efectos exactos usados por muchos de nuestros ídolos que grabaron esta música legendaria mucho antes de que apareciera la tecnología digital. ¿Que sería de “Voodoo Child” sin la Wha Wha ? ¿“Message in a Bottle” sin un Boss Chorus, o cualquiera de las canciones de U2 sin 2 camiones cargados de todos tipos de pedales?

¿Una Pedalera?

23

Para los aficionados del pedal, sin embargo, muchos problemas pueden presentarse, especialmente si, como yo, quieres varios efectos de distintas marcas a tu alcance. Efectivamente, el encadenamiento de los diferentes pedales, y sus adaptadores, si no quieres llevar baterías, puede ser fuente de muchos problemas : zumbido eléctrico, cables por todas partes que parecen como espaguetis, ¡y particularmente los dolores de cabeza cuando se trata de transportar todo eso! No hay nada más complicado que actuar con un montaje de 7 o 8 pedales y sus adaptadores. Se necesita muy a menudo desmontar el sistema y reensamblarlo, lo que no sólo toma tiempo sino que puede causar errores y fallos.

Existen algunas soluciones. Los adictos del pedal, muy a menudo, están obligados a adoptar la solución “Hazlo Tú Mismo” y construir su propia pedalera. Una tarea gratificante en sí, pero toma tiempo y requiere un mínimo de conocimientos. La alternativa es el Custom Shop, pero no todo el mundo tiene los recursos de David Gilmour y se puede permitir una pedalera Custom hecha por Pete Cornish. La solución intermedia la ha imaginado SKB con el StageFive, una pedalera diseñada para facilitar la vida del aficionado de los pedales que no es muy rico ni muy hábil.


Vista general


Lo digo de una vez, el StageFive es imponente. Está diseñado para albergar y proteger 8 pedales más o menos, depende de los pedales que se usan. Aunque esté hecho de un plástico relativamente ligero, es resistente (cuando la tapa está cerrada, puedes ponerte encima sin riesgo de dañar los pedales - ¡lo he probado de verdad!), y pesa, aún cuando esté vacío.

Nada viene de nada. El entusiasta del pedal debe de aceptar los dolores de espaldas crónicos causados por su pasión, ¡o cambiar al multi-efectos!

El peso del StageFive se puede explicar con las numerosas funciones diseñadas para hacer la vida del aficionado de los pedales más fácil, juzga por tí mismo :  
  • Bucles de efectos separados, cada uno te permite colocar el pedal antes del amplificador o en el bucle de efectos. Y ya que hay dos bucles, se puede aplicar esta configuración a dos amplificadores en el mismo tiempo.
  • Un ondulador de entradas asegura que la señal que llega al pedal es suficiente potente, cualquiera sea la guitarra que usas (bobina simple o doble), y permite usar un cable largo sin preocuparse de la baja del gain.
  • Varias alimentaciones reguladas, filtradas y aisladas una de la otra, y compatibles con marcas y formatos conocidos. Tiene jacks de 9 VDC estándares para Boss, Electro-Harmonix, etc., y también :
  • Jacks de 1.3amp VAC para Digitech y Line 6
  • Jack de 18 VDC para el flanger MXR EVH, etc.
  • Jack de 24 VDC para pedales vintage y boutique y jacks de 9/12 VDC para alojar pedales adicionales vintage o boutique.
    • Cables con diferentes conectores (mini jack, etc.) están incluidos
    • Un jack de auriculares que, por ejemplo, te permite probar rápidamente, y sin amplificador, las configuraciones de los pedales.
    • Un verificador de cables. ¡Aleluya! Es, en mi opinión, el pequeño extra que hace la vida de los aficionados de pedales más fácil. ¿Como? ¿Nunca has peleado con una configuración de pedales que se niega obstinadamente a darte el menor sonido por causa de un jack defectuoso? ¡Entonces no eres un aficionado incondicional de los pedales!

    En dos palabras, tienes todo lo necesario para que suenen estos pedales...


    En Uso


    Primero, no cuentes con el manual para ayudarte a configurar tu pedalera. Contiene sólo algunos ejemplos bastante básicos de configuración, con uno o dos amplificadores, y sobre todo sólo muestra la ruta audio, particularmente cuando fuese útil tener algunas configuraciones eléctricas más.

    En realidad, es la parte más importante con cualquier sistema de pedal. Los constructores han adoptado varios formatos de potencia, y con polaridades especificas. Según el caso, para pedales alimentados en DC, el + o el - se puede ubicar en el centro del conector, o no. Un error puede dañar el pedal. Y aunque advierta el manual sobre eso, el usuario se puede preguntar que significa el pequeño ajuste “+” al lado de cada adaptador. En este caso, es el indicador de polaridad positiva en el centro. De todas formas, deberías de mirar las especificaciones de cada pedal y averiguar su voltaje y polaridad.

    Instalar los pedales no es un problema en sí. Asas adhesivas proporcionadas atan el pedal a la base, pero deberías de quitar las almohadillas de goma que son demasiadas grandes en tus pedales. Un ejemplo típico es el pedal Wah Wah de tipo Cry Baby, que se pega mucho mejor al velcro sin las gomas. Es una pequeña operación que cualquier no manitas debería de lograr sin accidente. Las ranuras separadas regularmente permite pasar los cables y adaptadores. Sin embargo, ten cuidado con el tamaño de tus jacks. Míos son bastante gordos y a veces tuve problemas para colocarlos en las ranuras, particularmente las que están abajo de la pedalera, son menos profundas que las otras. El resultado final es menos estético que con una pedalera hecha en casa, cuando los cables pasan debajo del soporte, pero tiene la ventaja de poder cambiar la configuración fácilmente. El bucle es algo sencillo e intuitivo, el camino de la señal bien indicado en la misma pedalera, a falta de no estar bien explicado en el manual.

    Mi única queja es la falta de un switch que podría enviar la señal a uno de los bucles. Una simple cajita A/B es lo que hace falta, pero tomaría el sitio de un pedal. ¡Es una pena que no lo hayan pensado!


    ¿Y el sonido ?


    En lo que va de la calidad de sonido, no hay nada para quejarse, ¡es todo lo contrario! El preamp/buffer es muy discreto y no colora el sonido de manera perceptible. Para los puristas, se puede bypasar vía una entrada dedicada.

    Asimismo, la potencia eléctrica es impecable. En mi piso, donde la tierra deja bastante que desear, tengo muy a menudo que pelear con un zumbido pesado. Sin hablar de los conciertos o algunos sitios donde la potencia se comparte con la nevera o un neón... Aquí vemos el interés real de este tipo de sistema.

    Por supuesto, según la configuración de tus pedales, te puede hacer falta un par de conectores de potencia, pero el StageFive es consistente, con la mayoría de los conectores de 9 Voltios que es el formato más usado. Por supuesto no he logrado conectar mi Vibe Unit de 18V ACm ¡pero estamos entrando en un campo casi esotérico!

    Efectivamente, lleva una función simpática : la capacidad de variar el voltaje de 4 a 12 Voltios DC en 2 salidas, lo que permite empujar la potencia de algunos pedales (cuidado, no todos los pedales lo soportan), o al contrario, puede simular una batería casi muerta. Pruébalo con tu pedal de Fuzz o tu overdrive, sacarás sonidos diferentes.

    No he visto un interés particular en la salida de auriculares, excepto para conectar un iPod o un Sansamp en salida antes de la entrada del amplificador de auriculares y ganar un ampli adicional y una simulación de altavoces.

    En cuanto al verificador de cables, es esencial y reconfortante tenerlo y usarlo, especialmente cuando giras con una pedalera y no quieres llevar un verificador aparte. ¡Todo en uno, y práctico!


    Conclusión


    Después de varias semanas usando la pedalera, StageFive ha demostrado que es una herramienta bien pensada. Las posibilidades de ruta y de potencia eléctrica, además del verificador de cables cumple con el 90% de las necesidades de los aficionados de efectos no digitales. Si su peso y sus dimensiones son algo impresionantes (empieza a levantar pesas ahora), es desgraciadamente el precio que uno tiene que pagar para tener una solucion sencilla, global y segura. ¡Y es nada comparado con el peso de algunas pedaleras de madera! Entre sus pequeños defectos notamos el manual demasiado conciso, y la falta de un botón de cambio entre dos bucles de efectos. A precio de aproximadamente 400€, no es para todo el mundo, pero su solidez y su calidad justifican su precio.


    • Solidez
    • Calidad de las salidas eléctricas
    • El verificador de cable integrado

    • El manual demasiado corto
    • No maneja los adaptadores menos comunes - averígualo antes
    • Falta un switch A/B para pasar de un bucle de efectos al otro


    Sea el primero en comentar este artículo
    Sea el primero en comentar este artículo
    • Like
    • Tweet
    • +1
    • Pin it
    • Mail